KD: 2012: Locutor loco vs. Escritor héroe

2012

Todavía recuerdo aquella película de ciencia ficción “2012”, donde el tema central era la llegada del fin del mundo. Y dicho vaticinio en gran parte (según la película), se debía a investigaciones sobre cálculos realizados por los Mayas. Fue entonces que el 21 de diciembre de dicho año, empezó a desencadenarse un gran cataclismo. Un terrible desastre atiborrado por terremotos y tsunamis.

Fue entonces que entraron en escena dos personajes pintorescos. El primero fue un locutor radial que transmitía dentro de su vehículo de remolque, quien era Charlie Frost, el cual era encarnado por Woody Harrelson. Este personaje llama mucho la atención, puesto que a pesar que muestra un desequilibrio en su conducta, todo lo que cuenta llega a consumarse. Por otro lado, está el escritor Jackson Curtis, protagonizado por John Cusack, el cual, debido a que trabaja como chofer de un empresario multimillonario ruso, se entera sobre el fin del mundo, y que este último y sus hijos podrán salvarse, ya que este magnate, al igual que otros tuvieron que pagar “mil millones de dólares” (por lugar). Todo esto asombra mucho a Jackson.

2012 2

Por su parte, Charlie “ahogado en su locura”, decide quedarse y seguir informando y transmitiendo todo el terrible movimiento de la corteza, y a pesar que Jackson, le dice que los acompañe, Charlie no hace caso y se queda ahí, mirando la llegada de su propia muerte.

Decidí escribir este artículo, ya que cuenta con estos dos personajes, y que en la vida real muchas veces los vemos centrados en una misma persona. Generalmente se ve el caso en periodistas, personajes que alternan, dobletean o se las arreglan para desempeñar los dos roles, que a propósito son de singular importancia y que tienen un sabor empalagoso. Dos singulares oficios que se complementan.

2012 3

Luego de 9 años de haber visto la película, solo me queda pedir a Dios que nos salve de aquel nefasto día del fin del mundo. Y que si alguno de ustedes, tienen como trabajo estos dos oficios, siéntanse afortunados y bendecidos. Por tanto, aquel locutor orate, murió en su ley (en el film). Sin embargo, el escritor de esta película, al final quedó como un héroe, puesto que arregló aquello que les impedía cerrar herméticamente las compuertas, y que gracias a él se salvaron miles de personas, a las cuales se decidió que podían entrar. Esta película nos hace reflexionar sobre el fin de la humanidad, pero también sobre el humanismo, la solidaridad y la unión de los líderes mandatarios a nivel internacional. Y el papel protagónico del geólogo estadounidense, Adrian Hemsley (Chiwetel Ejiofor), alrededor del cual giró toda la película y quedó del mismo modo como un héroe, y como si fuera poco inició un embelesamiento con el finado padre del que iba a ser el último presidente de los Estados Unidos, Thomas Wilson (Danny Glover).

 

KD: Los superhéroes de ayer y hoy

ultrasiete

Pensar en superhéroes me hace viajar al pasado. Por lo menos a 30 años atrás, donde ante nuestros ojos desfilaban por la tele y el cine, los más alucinantes personajes. Y aunque son muchos por nombrar, recuerdo a Ultrasiete, cuyo protagonismo nos dejaba anonadados, el cual desde su indumentaria hasta sus poderes y/o armas, nos hacía deleitar con toda su valentía.

Otros personajes son Superman, Batman y Robin. El primero, como sabemos vino desde Kryptón, el cual ante una inminente destrucción, sus padres lo “embarcaron” en una especie de navecilla y lo lanzaron con rumbo desconocido. Todo lo demás está en nuestras memorias. Y en el caso del dúo dinámico, el séptimo arte ha usufructuado mucho al protagonista del hombre murciélago. Son varios los que han encarnado el papel de Batman. No obstante, pasarán los años y seguirá siendo aquel personaje misterioso, quien tiene una doble vida. Una como el magnate Bruno Díaz, y en las peligrosas noches lucha por la justicia. Utilizando algunos dispositivos y/o armas, y lo más sorprendente usa su intelecto, a veces en compañía de su empleado Alfred.

Más adelante, ya en los tiempos de la actualidad, hay cineastas y/0 industrias cinematográficas, que apuestan por llevar a personajes, cuyo protagonismo se iba empolvando con el trascurrir del tiempo, y darles vida en el cine. Puesto que es obvio que es “materia prima” que no tiene pierde (relativamente hablando). Me hace recordar a Linterna Verde, el cual fue elegido por un anillo misterioso, el cual provenía de una raza de “hombres linterna”, de un lugar muy lejano del universo. Por tal, aunque en un principio se rehúsa a aceptar aquella misión, de luchar contra los enemigos que se le presenten. Al final termina por responsabilizarse por aquel poder conferido.

Por último, en la pantalla grande están en vitrina los llamados “Avengers”, los cuales están dando la hora, y sus estrenos están siendo espectaculares. Sabiendo que, al unir a varios de los personajes de Marvel, el resultado sobrepasó lo esperado. Desfilando por pasarela: el capitán América, Hulk, Thor, Iron Man, Thanos, Ultrón, Viuda Negra, Bruja Escarlata, Loki, y otros más. Por tanto, uno de los representantes creadores de las historietas de superhéroes llamado Stan Lee, está parado sobre “zapatos de oro”. Y pasarán los años y ya de viejos seguiremos recordando, que en el otrora, nos deleitábamos con personajes de la pantalla grande, con toda esa fantasía que nos “inoculó” las grandes industrias del cine. No obstante, no olvidemos que cerca a nosotros existen verdaderos héroes, que luchan día a día, por la justicia y en contra de la corrupción y la delincuencia.

¿Qué te hace recordar el 4 de julio?

ImagenDe seguro que lo primero que pensamos fue que es el homenaje al Día de independencia de los Estados Unidos; sin embargo, teniendo un pensamiento más artístico, a mí me hace recordar a aquella película donde uno de los actores fue el célebre Will Smith.

Por supuesto que me estoy refiriendo a la película Día de la Independencia, donde transcurre la historia ficticia (hasta ahora) de unos extraterrestres que invaden la Tierra, justo en la víspera del 4 de julio. En aquel film se muestra una gran gama de creatividad de efectos y tecnología. Sin olvidar a los propios actores que dan vida a los personajes.

Recuerdo que cuando recién se estrenó aquella película, todavía el cine Orrantia estaba en funcionamiento. Asu, ¡tantos años que han pasado! De seguro que allá en “gringolandia” mañana dicho film estará en cartelera. Y acá estará en algún canal de señal abierta, pero de hecho en el cable. Ya me imagino las salas de cine norteamericanas atiborradas de gente, vs, la gente que prefirió ver la peli desde la comodidad de su hogar. En fin, diversión es diversión.

Los personajes escritores en la televisión y el cine

Quisiera empezar nombrando al recordado Pitufo poeta, quien fue un dibujo animado parte de la aldea de los pitufos, que siempre estaba escribiendo poemas e impresionando a sus compañeros. Creo que es el primer recuerdo que tengo de un escritor en la pantalla chica. Sin embargo, también en los años 80 estaba Miguel de Cervantes Saavedra, también como dibujo animado, en cuyo programa se narraban las aventuras de Don Quijote, al lado de su inseparable escudero Sancho Panza.

Otro de los personajes que hacía de escritor fue Lynn Belvedere que en la serie Mr. Belvedere, un Christopher Hewet (actor principal) interpretaba a un mayordomo de venía de Inglaterra para convertirse en el responsable del cuidado, limpieza y hasta educación de los niños de la familia Owens. Esta serie se transmitió en 1985 y tuvo 6 temporadas con 117 episodios, los cuales incluían a los peculiares personajes como Wesly, Heather, Kevin, Marsha, George, y por supuesto al mayordomo, a quien los chicos llamaban Señor Belvedere. Justamente él se caracterizaba porque luego de cada episodio aparecía escribiendo en su escritorio en un diario, las peripecias que cada día experimentaba con la divertida familia. Incluso en la serie llegó a publicar un libro, en que narraba estas experiencias, pero resultó ser un fracaso, ya que no tuvo muchas ventas y sus vecinos se enfadaron por las travesuras que realizaron los menores hijos.

No puedo dejar de mencionar, ya hablando en el terreno del cine, a George McFly (Crispin Glover), quien era el padre de Marty McFly (Michael J. Fox) de la película “Volver al Futuro”. Este personaje que en el film se le veía como un clásico estudiante que era sometido al abuso por parte de Biff Tannen (Thomas F. Wilson); cuando Marty viaja al año de 1955, se vio cara a cara con él, que se sorprende de ver a su padre en el pasado. Sin embargo, la trama también narra que George escribía historias de ciencia ficción, pero no dejaba que nadie leyera sus anotaciones, ya que pensaba que no les gustaría a los demás. Sin embargo, parte de esas anotaciones eran la tarea de Biff, quien lo obligaba a hacerla amenazándolo con golpearlo si no lo hacía. Sin embargo, luego de cambios radicales en el pasado, George McFly llega a convertirse en el presente en un hombre exitoso y hasta con una novela que escribió y vieron todos publicada: “Un partido en el espacio” (A match made in space).

Por último, recuerdo la película “El fantasma escritor” (The ghost writer), en que Ewan McGregor (el fantasma), fue contratado por el ex Primer Ministro Británico, Adam Lang, para que escriba sus memorias. A medida que va adentrándose en la vida y pasado del ex dirigente, se ve envuelto en aguas turbias, averiguando que su antecesor como biógrafo murió en extrañas circunstancias y que Lang podría haber estado implicado en detenciones ilegales a sospechosos de terrorismo. Esta película está adaptada de la novela “El poder de la sombra de Robert Harris,  y lo hace en clave de thriller político, ácido y remitente, desde el velo de la ficción, a la figura del ex Primer Ministro Tony Blair y la política exterior de su gobierno (concretamente, la implicación británica en la Segunda Guerra del Golfo).

Como pudieron apreciar, cada personaje escritor llevaba consigo una carga de peripecias y aventuras que enriquece la atmósfera en que se ven implicados. Nunca está de más un escritor en la historia, ya que si son los escritores quienes hilvanan las historias, entonces es un honor que haya personajes en la televisión y el cine que se envuelvan en las artimañas de ellos, que son simples mortales, pero con toda una gama de imaginaciones e inspiraciones que rodean las tramas que se desenvuelven dentro de escena y por qué no decirlo… hasta detrás de cámaras.

 

Memoria de los 80: ¿Qué recuerdos tenemos de la ciencia ficción los que somos base 3?

Primero se me viene a la memoria aquella película “La historia sinfín”, donde un aparente joven llamado Atreyu, a través de la lectura del pequeño Sebastián, vivirán las más increíbles aventuras en la tierra de Fantasía. Dicha novela adaptada al cine, fue escrita en 1979 por el alemán Michael Ende. Luego, otra de las inolvidables series fue “V Invasión Extraterrestre” (1983-1985), donde unos seres espaciales llegaron a la Tierra desde el planeta Sirio abordando 50 platillos voladores. Sin embargo, estos seres que aparentaban ser pacíficos, se tornan violentos, y es más, hacen desaparecer a la gente que está en su contra. Y la cereza de su torta es que bajo su apariencia de gente normal escondían su forma de reptil y comían ratas todo el tiempo.

Por supuesto que no se puede dejar de mencionar las películas de Alfred Hichtcock. Aquellas que daban tarde de la noche y que pocas veces nuestros padres nos dejaban ver, ya que al día siguiente teníamos que ir al cole y nos levantábamos medio zombis. Muchas de ellas solo recuerdo algunas escenas. Sin embargo, Hichtcock produjo películas desde 1922. Participando en ellas como director: “Número 13”, “El jardín de la alegría”, “El águila de la montaña”; y en televisión como productor: “Alfred Hichcock presenta” (1956-1958), “La hora de Alfred Hitchcock” (1964).

Otra serie que recuerdo es la de “Monstruos”, donde tenían siempre de pantalla a una familia que siempre salía y que era deforme y extraña. Uno de los capítulos que recuerdo es el la fiebre, donde una niña tenía este malestar, pero que ni médicos ni curanderos podían sanarla. Así que llegó un extraño hombre que decía que podía curarla, pero que la dejaran con la niña a solas en su consultorio que era un sótano. No obstante, un médico se mostraba muy escéptico a sus buenas artes de galeno. Por lo que se entrometió en pleno acto en que el curandero se estaba enfrentando cuerpo a cuerpo con la fiebre. Sorprendido, tendrá que luchar ahora él mismo contra aquella fiebre y más aún tomar el lugar del galeno moribundo.

Podría continuar narrando muchas otras películas de ciencia ficción, pero sin embargo, no podemos dejar de señalar que la mayoría de estas historias y películas provienen de los libros de ficción, y escrito por personas en cuyas mentes se desplazan ideas inefables y su imaginación vuela como el fénix, surcando las distancias de lo fantástico y de lo impredecible. Personajes como Julio Verne, fueron capaces de hilvanar las más sensacionales historias de aventuras como “Viaje al centro de la Tierra”, “20,000 leguas de viaje en submarino”, “La vuelta al mundo en 80 días”, etc. Verdaderas joyas de la literatura universal.

Y uno de los admiradores de este personaje fue como recordaremos el doctor Emmet Brown, interpretado por Christopher Lloyd, quien junto a Michael J. Fox bajo el papel de Marty McFly vivirán los más alucinantes viajes y aventuras en la película “Volver al Futuro”, cuya historia empieza en 1985 en Hill Valey, California, pero que desde que empieza la historia las peripecias transcurren una tras otra. Lográndose rodar tres capítulos de la película. Y sin embargo, una cuarta parte está por estrenarse, si es que ya no se estrenó en gringolandia. Bueno amigos, gracias por leer este artículo y recordar junto a mí estas series y películas de los 80.

Por supuesto que faltan muchas más como la trilogía de “El Regreso del Jedi”, que claro que no se puede obviar así nomás. Sin embargo, el objetivo de este post es motivar a la gente que le gusta escribir historias de ciencia ficción. No tenemos que ser superdotados para hacerlo. Simplemente dejar fluir nuestra imaginación y crear y crear a partir de cosas reales, o hasta desde cero con todo un mundo nuevo y alucinante.