¿El libro físico está por desaparecer?

Libro+electrónicoA pesar que año a año le rendimos homenaje a los libros, lo cierto es que llegará el día en que ya no se utilice el libro físico, sino que será reemplazado por los libros electrónicos (e-books).

Parece a simple vista algo exagerado, pero recordemos lo que pasó con los diskets, las cámaras fotográficas mecánicas, los primeros celulares, el VHS y el Betamax, el Beeper, el Fax, etc.

Todo ello quedó como piezas de museo. Esa es la realidad, e incluso ya verán que el popularizado Smartphone quedará opacado por otro aparato electrónico. Así que no nos queda más que evolucionar y estar acorde con las nuevas tecnologías.

Recuerdo mi máquina de escribir. Cuando tenía que redactar un trabajo de la universidad. Era algo metódico, ya que tenía que calcular la cantidad de espacios, con la finalidad de hacer la carátula. Para aquellos tiempos era algo normal y cotidiano. Sin embargo, extraño aquellos días en que tenía que enfrentarme a la hoja bond en blanco.

Cómo iba a imaginarse Gutemberg que su sistema de imprenta iba a ser relegado por la modernidad. Que aquella novedad de su época llegaría a opacarse por las nuevas tecnologías.

Estando en la era digital, cada vez se escribe menos con los lapiceros, e incluso los lápices solo se usan en los colegios o en las clases de dibujo. Además ya se detuvo la fabricación de las máquinas de escribir.

Sin embargo, como ya está pasando, los contenidos de las grandes enciclopedias están siendo traspasadas por los ingentes buscadores como Google o Bing.

Por tanto, no hay que entristecerse tanto. Al contrario, debemos asumir nuestro rol como civilización moderna y tal como dejamos de usar el mouse, procedamos a dejar ingresar a las nuevas invenciones. Y luego de cien años, ya veremos que todo aquello que hasta nuestros días nos son de utilidad cotidiana, se convierta en chatarra y serán reemplazados por las nuevas tecnologías, que irán acorde con los nuevos tiempos futuristas.

¿Estamos listos para una Feria de Libros Electrónicos?

A primera vista parecería un plan descabellado y sobre todo costoso. Sin embargo, ya que se aproxima la 16 Feria Internacional del Libro de Lima, en el parque Los Próceres de Jesús María, se me ocurrió que tal vez –dados los adelantos tecnológicos-, ya sería tiempo de evaluar la posibilidad de organizar una novedosa Feria del Libro Electrónico. Y no me refiero que se deje de lado los tradicionales libros físicos que nos acompañan en nuestras casas, tan solo complementar la venta de ellos con la añadidura de los libros digitales.

Ya me puedo imaginar los stands con los libros tradicionales, pero en cada puesto habría una laptop y un monitor grande donde se pudiera visualizar el contenido de los libros electrónicos. Sería como solíamos tener nuestras clases de computación. Y habría varias formas de llevarnos los e-books. Podría ser que los usuarios llevaran sus USBs y que les pasaran el contenido en ellos. También podría ser que vendieran los USBs con el contenido de los libros digitales, y como cuando compramos un DVD el comprador verificaría el contenido en aquellos monitores.

Entonces, el libro tradicional no tendría necesariamente que desaparecer tan pronto, sino que tan solo sería implementar un modelo de venta que satisfaga la demanda que según estadísticas está creciendo en cuanto a venta de e-books. Además incluso podría ser que en aquellos stands nos vendieran dispositivos electrónicos como iPADs que podríamos llevarnos a casa con toda una oferta de libros electrónicos que vendrían de regalo.

¿Suena futurista, inalcanzable, peligroso? De hecho que lo es, pero asumo que dichas ferias serían armadas en locales cerrados y con la seguridad del caso. No obstante, así como les tememos a los delincuentes comunes, de esos que te arrancharían los libros electrónicos en la calle, también hay que empezar a preocuparnos, o al menos cuidarnos de los hackers, quienes cada vez son más organizados y que están saboteando y robándoles información y dinero a entidades y empresas internacionales. Uno de esos casos es “Anonymous”, quienes ya están haciendo de las suyas impunemente y que en un futuro podrían meterse con los usuarios, empezando con los más pudientes.

Por tanto, que quede como propuesta la posibilidad de organizar en unos años una interesante y novedosa Feria de Libros Electrónicos, que será la antesala de los nuevos tiempos de cambios, pero por sobre todo será un avance para nuestro país en materia de material didáctico y literario. Y por supuesto que habrá que preocuparse por los amigos de lo ajeno, pero también de los hackers. En general de las personas que aprovechan la oportunidad para cometer delitos. Ya que no es posible que por culpa de un grupo de “masa en declive” se frene y anquilose el desarrollo y el progreso de nuestra cultura.

¿Qué es un e-book?

Es el llamado libro electrónico o libro digital y existen diversos dispositivos que pueden ser utilizados como tal, como un PC , una PDA o una laptop. En fin, cualquier dispositivo que posea una pantalla y memoria.  A fines de la primera década del siglo XXI empezaron a aparecer dispositivos que se usaban exclusivamente como libros electrónicos. Estos se caracterizan por un diseño que simula la versatilidad del libro tradicional.

Tenían movilidad y autonomía, además de pantallas con tamaños suficientes para mostrar documentos tradicionales (A4 ó A5) y alto nivel de contraste incluso a plena luz del día. Fue así que aparece la tinta electrónica, que tiene un “efecto papel” (debido a la ausencia de iluminación propia y alto contraste obtenido), además de su bajo consumo.

Entre los orígenes y evolución de los libros electrónicos podemos recalcar que en 1971: Michael Hart lideró el proyecto Gutemberg cuyo objetivo fue digitalizar libros y ofrecerlos gratis. Luego en 1993: Zahur Klemath Zapata registró el primer programa de libros digitales: Digital Book v 1 y se publica el primer libro digital….”Del asesinato, considerado como una de las bellas artes, de Thomas Quincey; Ese mismo año Digital Book lanza los primeros 50 libros digitales en disquete en Colombia. También aparece Bibliobytes, que es un proyecto de libros digitales gratuitos por Internet.

Luego de estos pasos fundamentales continúa la evolución de los libros electrónicos por los siguientes años, hasta que en el 2009 Neotake lanza su buscador de e-books. El mismo año se lanza “booq” que fue un e-book en castellano, y en el 2010 Apple comienza a vender libros electrónicos para su IPad. Por su parte, personajes como Mario Vargas Llosa se resisten al progreso y se muestran en contra de los libros electrónicos, pues no pueden (según dicen) reemplazar al tradicional formato en papel.

No obstante, para seguridad de los autores, las grandes empresas han elaborado dispositivos de seguridad que permiten disminuir a un mínimo los delitos que atenten contra los derechos de autor. Por lo que frente a nuevos problemas tecnológicos, se tienen que idear nuevas soluciones que estén a la par con las nuevas tecnologías, ya que los grandes avances tienen que ir de la mano con la seguridad de los genios de la evolución tecnológica.

Video de libros electrónicos: