El Emperador de Jade

(Mitología China)

También llamado Augusto de Jade, es el gobernante del cielo según la mitología china y uno de los más importantes dioses del panteón taoísta. También es conocido por otros nombres más ceremoniosos que se podrían traducir como Emperador Augusto de Jade, (Yù Huáng Shàngdì) o Gran Emperador Augusto de Jade (Yù Huáng Dàdì).  Los niños le llaman Abuelo Celestial (Tiān Gōng)

El Emperador de Jade gobierna sobre el cielo y la tierra del mismo modo que los emperadores terrenales gobernaron un día sobre China. Él y su corte son parte de la burocracia celestial que, a imitación de la de la antigua China, gobierna sobre todos los aspectos de la vida humana. Desde el siglo IX fue también el patrón de la familia imperial.

Un cráter de Rea, una luna del planeta Saturno descubierta por la sonda espacial Voyager 2, fue bautizado con el nombre del Emperador de Jade.

Huangdi

(Mitología China)

Conocido como “El Emperador amarillo”, es una de las figuras más importantes de la mitología china. Reinó, según la tradición, desde el 2698 al 2598 a. C.  Se le representa como conquistador, juez, inmortal, dios de la montaña Kunlun y del centro de la Tierra.

Parece que originalmente fue una figura mítica o un dios que fue reinterpretado durante la dinastía Zhou. Originalmente sería un dios de la guerra que en las tradiciones tempranas desempeñaba un papel poco importante, pero que más tarde se convertiría en uno de los inmortales del taoísmo.

Algunos lo identifican con el dios del trueno tocario Ylaiñäkte, que corresponde a otras divinidades indoeuropeas, como el dios germánico Wotan, el griego Apolo y el celta Lug.

Se cuenta que su madre quedó embarazada por un rayo caído del cielo nocturno y que tras veinte años de embarazo nació Huangdi, que hablaba desde el nacimiento.

Existen historias sobre su lucha con su hermano Shennong, y con un diluvio causado por un monstruo. También se cuenta que posee un tambor hecho con piel de kui (un ser mitológico que puede producir lluvia, viento o sequía).

La leyenda de su retirada hacia el oeste en la guerra contra el emperador del Este, Chi You, en la batalla de Zhuolu, se considera como el establecimiento de la etnia han.

Chi You

(Mitología China)

Es un dios de la guerra de las mitologías china y coreana. En la mitología de la etnia miao fue un sagaz rey. En su idioma, Chi You significa “abuelo”. Para algunos coreanos fue un emperador mítico de la antigua Corea.

También es conocido como Qi Yu, el dios de la lluvia, descendiente de Shennong, el inventor de la agricultura. A veces se le representa como mitad gigante, mitad toro, con la parte anterior de la cabeza cubierta, o hecha, de hierro.

A lo largo de la historia, en Asia oriental mucha gente ha adorado a Chi You como el dios guardián de la guerra. De acuerdo con las Memorias históricas de Sima Qian, el rey Gaozu de la dinastía Han rezó frente a la tumba de Chi You antes de la última batalla contra el general qin Xiang Yu y venció. El almirante coreano Yi Sun Sin, que defendió su país frente a las invasiones niponas en el siglo XVI, también veneraba a Chu You.

Según la mitología china, las tropas de Chiyou fueron vencidas en Zhuolou  por un ejército formado por las tropas del Emperador Amarillo y de Shennong, líderes de la tribu huaxia, que luchaban por la supremacía en el valle del río Amarillo. El factor determinante fue la brújula, que permitió a los huaxia avanzar entre la niebla.

Tras la derrota, los hmong, nombre por el que se conoce a los miao en Corea, se dividieron en dos: los miao, que se dirigieron al suroeste, y los li, que lo hicieron hacia el sureste. Este hecho, acaecido en el siglo XXVI a. C. se considera el comienzo del predominio de la etnia han. En el curso de la historia china, estas dos tribus, debido al avance cultural y tecnológico de los han, serían consideradas como “bárbaras”.

Cangjie

(Mitología China)

Es una figura legendaria de la antigua China, aclamado por ser el inventor de los caracteres chinos..La leyenda dice que tenía cuatro ojos y ocho pupilas, y que cuando inventó los caracteres, las deidades y los fantasmas bramaron y del cielo llovió mijo. No es considerado una figura histórica, o por lo menos, no se le considera como el único inventor de los caracteres chinos.

Tras unificar China, el Emperador Amarillo, terriblemente descontento con su método de registro de la información a través de los nudos en cuerdas, encarga a Cangjie la tarea de crear caracteres para la escritura. Entonces, Cangjie se sienta en el banco de un río, e intenta con devoción finalizar su tarea; tras muchas horas y esfuerzo, sin embargo, no es capaz de crear un solo carácter.

Un día, Cangjie vio repentinamente un ave Fénix volando en el cielo, que llevaba un objeto en su pico. El objeto cayó al suelo y Cangjie descubrió que lo que había delante de él era una impresión de una huella. Como no era capaz de reconocer a qué animal perteneció la huella, pidió la ayuda de un cazador local que pasaba cerca del camino. El cazador le dijo que ésta era, sin lugar a dudas, la huella de un Pixiu, distinta completamente a la huella de cualquier otra criatura viva. La respuesta del cazador inspiró a Cangjie, que pensó que si podía capturar en un dibujo las características concretas que definen cada cosa que hay sobre la tierra, ésta sería sin duda la forma perfecta de carácter para la escritura.

A partir de ese día, Cangjie prestó especial atención a las características de todas las cosas, incluyendo el sol, la luna, las estrellas, las nubes, los lagos, los océanos, así como todas las formas de los pájaros y las bestias. Comenzó a crear caracteres según las características concretas que fue encontrando y, después de un tiempo, Cangjie había conseguido recopilar una larga lista de caracteres para la escritura. Para regocijo del emperador amarillo, Cangjie se presentó con un sistema completo de caracteres. Entonces, el emperador llamó a los primeros ministros de cada una de las nueve provincias para que Cangjie les enseñara este nuevo sistema de escritura.

Más tarde, se erigieron monumentos y templos en honor a Cangjie en el banco del río donde creó estos caracteres.

Pangu

(Mitología China)

Fue el primer ser vivo y creador del mundo. En el principio no había nada en el universo salvo un caos uniforme y una negra masa de nada. El caos comenzó a fusionarse en un huevo cósmico durante 18,000 años. Dentro de él, los principios opuestos del ying y yang se equilibraron y Pangu salió del huevo, que normalmente es representado como un gigante primitivo y velludo vestido con pieles.

Pangu emprendió la tarea de crear el mundo: dividió el yin del yang con su hacha gigante, creando la tierra del yin y el cielo del yang. Para mantenerlos separados permaneció entre ellos empujando el cielo hacia arriba. Esta tarea le llevó 18,000 años, elevándose el cielo cada día un zháng, mientras la tierra se hundía en la misma proporción y él crecía también la misma longitud.

Después de otros 18,000 años, este dios se tumbó a descansar. Era ya tan mayor que su sueño fue llevándolo lentamente hacia la muerte. De su respiración surgió el viento, de su voz el trueno, del ojo izquierdo el sol y del derecho la luna. Su cuerpo se transformó en las montañas, su sangre en los ríos, sus músculos en las tierras fértiles, el vello de su cara en las estrellas y la Vía Láctea.

Su pelo dio origen a los bosques, sus huesos a los minerales de valor, la médula a los diamantes sagrados. Su sudor cayó en forma de lluvia y las pequeñas criaturas que poblaban su cuerpo (pulgas en algunas versiones), llevadas por el viento, se convirtieron en los seres humanos. Así, Pangu dio origen a todo lo que conocemos hoy en día.

Zhu Rong

(Mitología China)

Es un dios del fuego de la mitología china. Vivía en un palacio en el monte Kunlun y enseñó a la humanidad a utilizar el fuego que había creado Suiren. Sin embargo, Gong Gong, dios del agua, envidiaba que la gente adorara a Zhu Rong más que a él, y envió contra su residencia cuatro lagos y cinco mares, apagando el fuego sagrado. Inmediatamente el mundo quedó a oscuras. Indignado, Zhu Rong montó sobre un dragón de fuego y comenzó a guerrear contra Gong Gong. Éste, lleno de ira, golpeó su cabeza contra el monte Buzhou, uno de los pilares de la tierra, que posteriormente repararía Nüwa.

Gong Gong

(Mitología China)

Es un dios chino del agua, responsable de las inundaciones junto con su compañero Xiang Yao, que tiene nueve cabezas y cuerpo de serpiente. En el Tongjian Waiji se dice que era, junto con Fuxi y Shennong, uno de los tres augustos míticos de China. Se dice que habitaba en lo que actualmente es el distrito de Hui de la provincia de Henan.

Según la mitología china, Gong Gong se sintió avergonzado por haber perdido en la lucha por el trono del cielo y en un arranque de ira, golpeó su cabeza contra el monte Buzhou, uno de los pilares que sostenían el cielo. Nüwa se encargó de repararlo.

Nüwa

(Mitología China)

Muchas son las teorías y leyendas sobre ella: creadora, madre, diosa, esposa, hermana, líder tribal o incluso emperadora, aunque la mayoría de las veces se presenta como una mujer que ayuda a los hombres a reproducirse después de una calamidad. Otros teóricos consideran que nüwa es un título. El historiador Sima Qian en su clásico Memorias históricas identifica a Nüwa con un hombre apellidado Feng.

En otras versiones, Nüwa y su esposo Fuxi, el primero de Los Tres Augustos, son conocidos como “los padres del género humano”, ya que se les considera los ancestros de éste. Se los suele representar con cuerpo humano y cola de serpiente o dragón, porque supuestamente fue con esa forma como tallaron los ríos del mundo y lo desecaron tras las inundaciones.

Según otro mito, Nüwa es la encargada de mantener y reparar la Muralla Celestial, cuya caída destruiría el mundo. Cuenta una leyenda que hubo una disputa entre dos de los dioses más poderosos y decidieron zanjarla con un combate. Cuando Gonggong, dios del agua, vio que perdía, golpeó con su cabeza el Monte Buzhou, que era uno de los pilares que sostenían el cielo, lo que causó que éste se inclinara hacia el noroeste y la tierra se moviera hacia el sureste, produciéndose grandes inundaciones.

Nüwa cortó las patas de una tortuga gigante y las usó para sustituir el pilar destruido, a la vez que utilizaba piedras de siete colores distintos para reparar el cielo. Sin embargo, fue incapaz de reparar la inclinación del cielo, lo que según la tradición es la causa por la que el sol, la luna y las estrellas se mueven hacia el noroeste y los ríos chinos fluyen hacia el este. Según otras versiones rellenó el agujero del cielo con su propio cuerpo, para que cesara la inundación por lo que algunas minorías del suroeste de China la tienen como diosa y algunas fiestas se ofrecen como tributo a su sacrificio.

Nobel de la Paz 2010 entre rejas y Obama pide su liberación

El ganador del Premio Nobel de la Paz 2010 ha sido otorgado al disidente chino Liu Xiaobo, que por seguir sus ideales y convicciones está en prisión, sin embargo, el presidente estadounidense Barack Obama, quien recibiera el mismo premio en el 2009, pide que se le deje en libertad. “Doy la bienvenida a la decisión del Comité Nobel de galardonar con el Premio Nobel de la Paz al señor Liu Xiaobo’, indicó el jefe de estado norteamericano en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Además elogió al comité por elegir al flamante galardonado, quien ha sido elocuente y valiente vocero del avance de los valores universales por medio de canales pacíficos, lo que incluye su apoyo a la democracia, los derechos humanos y la aplicación del Estado de Derecho. Incluso añadió que los últimos 30 años, China ha logrado un significativo progreso respecto a la reforma económica y mejoramiento del nivel de su población en que millones han salido de la pobreza.

Pero este premio nos recuerda que la reforma política no ha mantenido ese paso y que los derechos humanos básicos de cada hombre, mujer y niño deben ser respetados, llamamos al gobierno chino a liberar al señor Liu lo más pronto posible”, enfatizó. No obstante, horas antes el gobierno chino calificó de “blasfemia“ la concesión del galardón a Liu y aseguró que esa decisión afectaría las relaciones entre Pekín y Noruega. Por último, el disidente fue arrestado y declarado culpable de subversión por escribir la Carta y otros mensajes políticos. Se le condenó a 11 años de prisión. Y ahora es Nobel de Paz 2010.

Buses gigantes que construirán en China…¿podrían ser el sueño dorado de los carameleros?

Buses gigantes para 1,200 personas...¿será la cura o peor que la enfermedad?

Como si se tratase de un proyecto futurista de ciencia ficción, en China construirán autobuses gigantes con capacidad para 1,200 pasajeros, y que podría ser el remedio para la congestión vehicular. Dichos vehículos serían llamados “autobuses tridimensionales rápidos”, cuya dimensión sería de 4 a 4,5 metros de largo y que albergarían dos carriles. Además los pasajeros irían en la parte elevada, mientras que por debajo circularían los automóviles pequeños.

Incluso este proyecto que será hecho realidad por la empresa Shenzhen Hashi Future Parking Equipment, tendría su beneficio ecológico, ya que funcionaría con energía solar y eléctrica. Además este ambicioso plan fue presentado en la Exposición de Alta Tecnología de Beijing en el mes de mayo pasado. Y para su construcción se invertirán 500 millones de yuanes, o sea US$ 74 millones.

¿Se imaginan si este proyecto se realizara en nuestra capital?…Digamos en el año 4000 (para ser optimistas jeje). ¿Cómo se beneficiarían los vendedores de golosinas?…Prácticamente harían su agosto todos los días…tanto así que irían por la calle vestidos con terno. Y otros comerciantes, así como taxistas cambiarían sus antiguos negocios para hacerse carameleros. Claro que es sólo una hipótesis cachosa jeje. Sin embargo, no deja de ser dicho proyecto un ejemplo para el resto del mundo.

Video del proyecto de Buses Gigantes: