KD: ¿Qué género es más rentable: Poemas, cuentos o novelas?

escritor 1Esta disyuntiva es como si nos preguntaran cuál de nuestros hijos es el favorito. En mi caso, de entre estas tres alternativas me inicié con los poemas. Justo el mismo año en que inicié mi carrera de periodismo, paralelamente empecé a escribir poemas en rima. Prácticamente me la pasé toda la carrera, escribiendo poemas, que volanteaba entre los compañeros y demás personas. Me imagino que a estas alturas, si alguno me recuerda, de seguro me recuerda como “el poeta”.

No obstante, lo normal hubiera sido continuar con los cuentos. Sin embargo, como yo empecé a leer novelas. Una tras otra, y otra y otra. Pues que pasó lo inesperado. De tanto leer novelas, nació en mi mente la idea de escribir algún día mi propia novela. Y así lo hice. Recuerdo en el verano del 2003, que inicié a escribir “El oráculo de Xarcax”. Lo culminé el 2005, pues seguía mis estudios y al año siguiente lo presenté.

Como podrán imaginarse, el costo de imprimir una novela es mucho mayor que imprimir un libro de cuentos. Pero gracias a personas que me sugirieron que lo haga, emprendí la escritura de cuentos. Y como podrán imaginarse, habiendo probado los tres terrenos. Y ubicándome en el motivo de este post. Todo depende de cuánto capital se tenga, también si se trata de una pequeña editorial, e incluso también cuenta de cuántos ejemplares podría la persona encargar.

Son muchos los factores, pero siempre el factor económico es el que va a decidir, cuántos libros van a encargarse a la editorial, ya sea grande o pequeña. Hace un tiempo cuando empezaba con lo de los poemas, y tal vez me equivoque en estos tiempos, noté que no me iba muy bien con la venta de libros de poemas. Quizá por eso es que pasé a los libros de narrativa, pero también surgió el tema de la creatividad.

Sé que el tema de los poemas está y estará esperándome hasta el último día. Disfruté mucho aquella época, sobre todo en los grupos de poesía que organizaba. Acompañado de la bohemia, e incluso no solo leíamos poemas previamente escritos, sino que además improvisando poemas que nos brotaban, frase tras frase.

Y como decía MVLL: “La muerte me va a encontrar escribiendo”.

Anuncios