Pasos a seguir si quieres publicar tu propio libro

libros3Existen muchos nóveles escritores que teniendo un digamos (manuscrito o borrador), o mejor dicho un machote (muestra física), en primera instancia no saben cómo materializar su obra. Es decir, volver tangible lo intangible. Hay muchos que no habrían escrito ni cinco páginas de no ser por el premio de algún concurso literario. Pero no deben sentirse mal por no haber ganado, ya que teniendo su machote, tienen ya un 50% de obra lista para imprimir.

Si crees que tienes el nivel como para hacer las correcciones ortográficas, pues hazlas. De lo contrario encomiéndale a alguien más que lo haga por ti. Para esto ya debes haber encontrado una editorial con la que puedas entregarle tu material, y que apruebe tu machote. Si trabajas con una editorial tendrás la facilidad que corrijan tu obra, diagramarla, colocarle el depósito legal en la página de créditos previamente gestionada en la Biblioteca Nacional, que te preparen la presentación de tu libro e incluso difundir tu obra por los medios de comunicación. Y por supuesto que se vendan tus libros en las sucursales de las librerías.

Por supuesto que todos estos detalles parecerían fáciles, pero como todo negocio debes tener el capital suficiente. Sin un respaldo pecuniario todos tus planes se vendrán abajo. No obstante, también podrías trabajar con una imprenta, pero corres el riesgo que dicha empresa no pueda colocarte la página de créditos con el código de depósito legal. Y además debes pisar tierra, puesto que por más rebajas que te hagan por un mayor tiraje. Si es que no trabajas con una editorial (lo cual tampoco es un proceso rápido en ventas), se te hará muy complicado vender tus libros.

Muchas personas envían sus obras a editoriales grandes, las cuales no mencionaré por ser implícitas, pero que al tiempo son rechazadas por los editores. Sin embargo, como ya lo mencioné tu esfuerzo no está tirado al piso. Siempre es posible encontrar una pequeña editorial en la que puedas imprimir tus libros. No obstante, los pasos que ya mencioné debes hacerlos tú mismo.

Otros son los entusiastas que envían sus obras a concursos, ya sean nacionales o internacionales. Sin embargo, por cosas del destino o por unas bases desconocidas no ganan ni siquiera una mención honrosa. Ellos tampoco deben desanimarse. Puesto que el fruto de su cerebro no fue hecho en vano. Siempre es posible publicar una obra, aunque no haya salido ganadora.

Algo muy importante para los escritores es contactarse con otros escritores, con editoriales, con editores, e incluso con personalidades de los géneros literarios: poesía, cuentos, novela. Ya que serán ellos quienes con algo de suerte y persuasión podrán comentar tu libro.

 Espero que haya podido ayudarte en la publicación de tu próxima obra. Confía en tu talento y ánimos, a seguir escribiendo, ya que tienes en tus manos una mina de oro a la que hay que explotar. Y así veas que no usufructúas con las ventas de tus libros, no te desanimes. Recuerda que la literatura no se hizo para lucrar económicamente, sino para una satisfacción cerebral y cultural. En parte es amor al arte, y las ganancias son añadiduras que te caerán como granizos monetarios. ¡Suerte y a seguir escribiendo!

Anuncios