El arte de sobrevivir publicando libros

Una de las frases del fallecido escritor portugués José Saramago decía: “No busques trabajo. Escribe”. Tal vez ese dicho le fue factible a él sobre todo en sus postrimerías, pero para los nuevos valores e incluso escritores con cierta trayectoria les es complicado vivir o subsistir de la publicación y venta de sus libros. Sin embargo, de repente habrá personajes que gracias a su constancia han pasado al plano mediático y por lo tanto sus obras y su imagen son reconocidos y célebres.

Ellos de seguro que pueden darse el lujo de sobrevivir en gran parte de las ventas de sus publicaciones, pero no para la gran mayoría que permanece bajo la lupa o la microscópica mirada de los poquísimos lectores que nos siguen. Para nosotros que hacemos toda una labor de prestidigitación a la espera de algún mecenas que se apiade de nosotros. Nos es muy difícil. A pesar que haya una labor paralela entre la escritura creativa y el trabajo.

De seguro que aquellos que tienen el buen agrado de escribir por placer y se estimulan en los diversos concursos anuales o bienales que convocan siempre a un sector en busca de la prestancia, de la perfección técnica o al menos esa es mi apreciación.

No me queda más que desearnos mucha suerte y constancia. Perseverancia y disciplina, para todos los que tienen el valor de enfrentarse al papel o a la pantalla en blanco y dejar fluir toda su imaginación y capacidad creativa. Saludos para toda la comunidad creativa de escritores a nivel internacional, pero en especial para los escritores peruanos. Suerte a todos.

Anuncios

¿Qué te hace recordar el 4 de julio?

ImagenDe seguro que lo primero que pensamos fue que es el homenaje al Día de independencia de los Estados Unidos; sin embargo, teniendo un pensamiento más artístico, a mí me hace recordar a aquella película donde uno de los actores fue el célebre Will Smith.

Por supuesto que me estoy refiriendo a la película Día de la Independencia, donde transcurre la historia ficticia (hasta ahora) de unos extraterrestres que invaden la Tierra, justo en la víspera del 4 de julio. En aquel film se muestra una gran gama de creatividad de efectos y tecnología. Sin olvidar a los propios actores que dan vida a los personajes.

Recuerdo que cuando recién se estrenó aquella película, todavía el cine Orrantia estaba en funcionamiento. Asu, ¡tantos años que han pasado! De seguro que allá en “gringolandia” mañana dicho film estará en cartelera. Y acá estará en algún canal de señal abierta, pero de hecho en el cable. Ya me imagino las salas de cine norteamericanas atiborradas de gente, vs, la gente que prefirió ver la peli desde la comodidad de su hogar. En fin, diversión es diversión.