Epona

(Mitología Celta)

Epona o Épona es la diosa celta de los caballos, de la fertilidad y de la naturaleza, asociada con el agua, la curación y la muerte indistintamente, comparable a Cibeles.

Es original de la mitología gala, y en Irlanda se le conoce como Edain. Su equivalente en la mitología galesa es Rhiannon, esposa de Pwyll, obligada a llevar a las visitas de su marido en forma de yegua hasta el interior del palacio. Asimismo es conocida como Rosette. Su asociación con la muerte se debe a la antigua creencia que los caballos eran guías de almas, de uno a otro mundo. A veces, también por esta asociación se la representa con una llave, un mapa o un plano, para guiar a los muertos hacia el cielo.

Se la representa sentada a lomos de un caballo, de pie en medio de una manada de caballos o alimentando a los potros, y en la Galia como una ninfa acuática u ondina. Su atuendo es de largos ropajes, cubierta con un manto sobre la cabeza y una diadema, aunque a veces puede ir desnuda. El nombre Epona deriva de la palabra céltica Epos, caballo, y fue identificada con la deidad Iccona. Puede tomar aspecto de yegua. Sus atributos principales son una pátera (un cuenco de poco fondo que se usaba en los sacrificios antiguos), cestas de fruta o cereal y la Cornucopia o cuerno de la abundancia entre las manos, posiblemente un añadido romano a su iconografía.

Su culto se extiende desde Roma hasta el Danubio, particularmente en la Galia, Bulgaria, Renania, Bretaña, Yugoslavia y Roma. También en España era venerada la diosa Epona, como lo atestigua una inscripción existente en la portada de la iglesia de Paramio (Zamora) en la que puede leerse: “… DVERIA EPPONE RITIS”, posiblemente del s. II de nuestra era, y que podría hacer referencia a las aportaciones que debían hacer las gentes de las tierras del Duero para sufragar los ritos en honor a la diosa. Esta inscripción tiene la particularidad de que presenta el nombre de la diosa con doble P, lo que no sucede con otras inscripciones en la Península Ibérica.

Se convirtió en la deidad preferida de la caballería romana, y de hecho se conocen monedas en las que se muestra a la diosa con cabeza de caballo e imágenes suyas que adornaban las caballerizas y los establos. Además de ser venerada en el ejército, era una divinidad doméstica, como diosa de la abundancia o la prosperidad.

Fue la única diosa gala del panteón romano. Existía un festival en su honor el 18 de diciembre, en la propia Roma.

Anuncios

Lemuria

Hace miles de años, rodeado por las aguas del Océano Indico yacía sobre la superficie un continente que hoy en día sólo queda su recuerdo. Un territorio místico que dicho océano bañaba sus costas con el vaivén de las olas. Se le hace llamar “Lemuria” o “Mu”, cuya investigación de su posible existencia estaba a cargo de unos geólogos franceses, especialmente del inglés Phillip Sclater, quien dedicó años analizando los pormenores de dicha extensión de terreno que supuestamente se hundió en el fondo del mar.

Se rumora que en  aquel continente hubo habitantes a los que se denominó lémures, los cuales eran seres gregarios entre ellos, pero que tal vez no lo habrían sido con los forasteros que visitaran su territorio. Definitivamente esta gente como cualquier homosapiens se hubo desarrollado en la invención del fuego y el uso de armas. Se especula que muchos de ellos migraron hacia la India, Norteamérica, etc. No obstante, la incógnita está en cómo pudo desaparecer todo Lemuria bajo las aguas del Índico. ¿Habrá sido una falla geológica?, ¿Se habrá sumergido con algún tsunami?, ¿Lo habrá impactado un meteorito como tal vez desaparecieron los dinosaurios?. Tal vez Sclater tenga algunas respuestas, pero por lo pronto sigue siendo un enigma su repentina desaparición. Sin embargo, algunos grafican a los lémures como criaturas horrendas, como extraterrestres y de piel azul. Que habitaban en cuevas y pantanos, y se alimentaban de lo que podían como frutos, hierba, insectos y hasta entre ellos mismos. No obstante, habría que tener pruebas para creer que eran antropófagos. Además lo más probable es que hayan sido omnívoros, y que cazaban el animal que se les cruzara en el camino. También habría que dilucidar por qué muchos de ellos migraron. ¿Acaso no se abastecían de alimento o aún eran nómades y siempre estaban en busca de un lugar más conveniente?. Lo cierto es que Lemuria es casi una realidad con pinceladas de leyenda. Un continente donde a lo mejor hubo dinosaurios que devoraban a los lémures incautos. Las investigaciones sobre este continente fueron realizadas desde el siglo XIX (1864), y desde entonces se le tiene tanto análisis como se le tiene a la Atlántida, que es otro territorio que también desapareció en el fondo del mar. Los lémures tal vez fueron empujados a migrar por el clima, o por la carencia de alimento. A pesar de su supuesta apariencia esperpéntica, también se reproducían y acostumbraban a su hijos a la difícil tarea de pescar, recolectar y cazar. Todo eso era para que se acostumbren a valerse por sí mismos, y poder sobrevivir cuando la generación de sus progenitores se haya extinguido. Tendrían que haber tenido un supuesto idioma que sólo podían entender entre ellos. Y al reunirse al contorno de una fogata empezaban a conversar y a tratar de comunicarse. El territorio de Lemuria habría abarcado lo que es hoy en día Sudáfrica, Madagascar, Ceilán, Sumatra, Océano Indico, Australia y Nueva Zelanda. Además tendría una antigüedad anterior a África y la Atlántida. Significando que muy al fondo del Índico yace sumergida lo que fuera alguna vez un gran continente, que ahora es visitado por peces y grandes cardúmenes. ¿Podría un continente aflorar a la superficie después de miles de años de estar en el fondo del mar? Tan sólo quedan unas islas que son el único vestigio de su basto terreno. Quizá Lemuria continúe siendo una leyenda viva, tal vez continúe en el paladar de los investigadores. Sin embargo, ¿no sería alucinante que emergiera y que se sumara a sus análogos territoriales como el sexto continente?. Sobre todo si hubieran estado en pleno estado de reconocimiento de entre lo real y lo imaginario. Tendrían que haber aprendido a cocinar sus alimentos en el fuego, además de luchar por sus mujeres. Entre ellos habría existido el lémur dominante alfa, que guía y protege a su clan de mujeres y niños. También habría habido un dominante beta, que ayudase al alfa a cazar y demás tareas. Uno de esos alfas sería Galf, quien tendría como mujeres a Celtix, Anaj, Bixor, Hukler y Dexir. Todas ellas mujeres del dominante alfa. Sin embargo, el dominante beta sería Grux, quien colaboraría en las labores de sobrevivencia. Además en la ausencia de Galf, el llamado Grux aprovecharía en aparearse con alguna de las féminas. Y como el dominante alfa siempre está apareándose con ellas, no notaría la diferencia. Aún no se extrañaría de la diferencia que hay entre sus descendientes con él y más bien el parecido con el dominante beta. Cierto día las mujeres de Galf fueron a recolectar frutos, pero sin la compañía de ninguno de los dominantes. Así que en plena recolección hubo una disputa que se convirtió en pelea por parte de Hukler y Dexir. Ambas querían tomar el mismo fruto de Numen (árbol ficticio), fue entonces que se revolcaron en el suelo y llenas de lodo se jalaban los cabellos con todas sus fuerzas. Menos mal que fueron vistas por Grux, quien las separó al tiempo que las regañaba en su extraña lengua nativa. Algo así como:

-¡¡¡jalayar et nujdfez daf potnujuw….potnujuw!!! –lo que más o menos tendría que significar que no se peleen y que mantengan la paz.

Fue entonces que las dos mujeres arrepentidas se miraron y se dijeron:

-Jugrefl ut ñapexiz edn pegbkurst…..jervizfpe –expresó Hukler llena de arrepentimiento.

-Uxorvjez kilxerwaz om kelbemceg asdt –sostuvo Dexir avergonzada y limpiándose el rostro.

Las dos habían aprendido a perdonar los agravios de la otra, y más bien esta riña sirvió de ejemplo para que las demás solucionen sus problemas con el diálogo y no con la violencia. Terminaron de recolectar los númenes y partieron hacia la cueva, donde los esperaba un Galf cansado, pero con un mastodonte que hubo casado muy al norte de Lemuria. Para ello habría utilizado el fuego u otras armas que su civilización inventó. Esa noche hubo luna llena, la que para nosotros podría pasar desapercibida. Sin embargo, para ellos era la señal de un ritual en la que se fumaba la pipa de la paz y además era el anuncio místico de la llegada de la lluvia, donde el trueno confirmaba el chubasco. Dichas lluvias ayudaban a crecer las plantas y árboles. Ellos quizá no lo sabían o quizá lo suponían. No obstante, regresaban a su caverna para no mojarse por las aguas de su dios Kufelmt.

Atreo

(Mitología Griega)

El rey Atreo de Micenas era el hijo de Pélope e HIpodamia, y padre de Agamenón y Menelao. Su hermano gemelo Tiestes fueron exiliados de Pisa por su padre por haber asesinado a su hermanastro Crisino en su deseo de alcanzar el trono de Olimpia. Fueron a refugiarse a Micenas, donde ascendieron al trono en ausencia del rey Euristeo, que estaba luchando con los Heráclidas. Euristeo había dispuesto que su mandato fuera temporal, pero se hizo permanente debido a su muerte en la batalla.

Atreo juró sacrificar su mejor cordero a Artemisa. Sin embargo, mientras buscaba su rebaño descubrió un cordero dorado que dio a su esposa, Aérope, para esconderlo de la diosa. Ésta se lo dio a su amante y hermano de Atreo, Tiestes, que convenció entonces a Atreo para que aceptara que aquél que tuviese el cordero fuese el rey. Tiestes mostró entonces el cordero y reclamó el trono.

Atreo recuperó el trono siguiendo el consejo que recibió de Hermes. Tiestes aceptó devolver el trono cuando el sol se moviese hacia atrás en el cielo, una hazaña que Zeus llevó a cabo. Atreo recuperó el trono y desterró a Tiestes.

Atreo supo entonces del adulterio de Tiestes y Aérope y planeó su venganza. Mató a los hijos de Tiestes (Tántalo, Plístenes, Áglao, Orcómeno y Calileonte), los hirvió y los sirvió a la mesa. Al terminar la comida, le presentó en otra bandeja las cabezas, pies y manos de sus víctimas, para que se diera cuenta de lo que había comido. Tiestes vomitó horrorizado lo que tenía en el estómago y lanzó una terrible maldición a los descendientes de Atreo.

Entonces un oráculo aconsejó a Tiestes que si tenía un hijo con su propia hija (Pelopia), ese hijo mataría a Atreo. Tiestes así lo hizo y el hijo, Egisto, mató a Atreo. Sin embargo, cuando Egisto nació, fue abandonado por su madre, avergonzada de su acto incestuoso. Un pastor encontró al bebé y se lo dio a Atreo, quien lo crio como su propio hijo. Sólo cuando alcanzó la madurez reveló Tiestes la verdad a Egisto. Egisto mató entonces a Atreo.

Según algunas fuentes, Atreo fue el padre de Plístenes. Sin embargo, lo más común es considerarles hermanos.

¿Los turrones Castro Castro?

Lo primero que me hace recordar es aquel pata que le dicen “Avenida Tacna”, porque tiene turrón todo el año. Y justamente es una gran verdad, ya que en aquella avenida del centro de Lima, durante los doce meses se expende el riquísimo turrón. Aquel producto que como recordamos fue creación de doña Josefa Marmanillo, quien era discapacitada, y milagrosamente recuperó la función de ambos brazos, no teniendo mejor idea que crear el turrón cuyo proceso de elaboración le fue revelado en un sueño. Y con el tiempo dicho producto fue conocido como “El turrón de Doña Pepa”.

Justamente estando en el mes del Señor de los Milagros, se tiene la tradición de consumir el clásico turrón, que me hace recordar cuando Don Ramón vino a Perú y promocionó una marca de turrones (qué recuerdo imborrable). Nunca falta que a uno de nuestros familiares se le ocurra comprar una caja del dulce turrón o que nosotros mismos lo compremos. Sin embargo, lo que ha sorprendido en estos días ha sido la elaboración de un turrón en el penal de Castro Castro, hecho por los mismos internos. Acontecimiento que tiene mucho mérito y que refleja un deseo de superación de esa gente que día a día purga su condena.

Sin embargo, sin ánimos de despreciar el esfuerzo de estas personas, desanima un poco el hecho que los interesados en adquirir este producto tengan que acercarse hasta el mismo penal para comprar los turrones. No obstante, ya sería un hecho que los familiares de los presos se acerquen y los adquieran, y hasta les pasen la voz a sus conocidos o en el mejor de los casos les hagan llegar para vendérselos o regalárselos.

De todos modos, ya sea con turrones o sin ellos, el mes de octubre siempre ha sido estímulo para dedicarle una devoción al Señor de los Milagros, y rezarle y pedirle por nuestra salud y por la de nuestros familiares. Eso principalmente. Y si las personas que están en la avenida Tacna todo el año ofreciendo el turrón, podríamos interpretar de alguna manera que están promocionando el mes morado con total devoción. Y aunque no estén en época de venderlos en febrero o en agosto, no sería falta de tino comprar y llevar un paquete de este producto a nuestros hogares.

Völuspá (La Profecía de la Vidente)

(Mitología Nórdica)

Es el nombre del primer y el más conocido poema de la Edda poética. Cuenta la historia de la creación del mundo y su inminente final, narrada por una völva o vidente y dirigida a Odín. Es una de las principales fuentes primarias para el estudio de la mitología nórdica.

La profecía comienza con una invocación a Odín, tras lo cual la vidente comienza a relatar la historia de la creación del mundo de forma resumida. La vidente explica cómo pudo conseguir su conocimiento, conociendo así la fuente de la omnisciencia de Odín, y otros secretos de los dioses de Asgard.

Menciona los acontecimientos presentes y futuros, aludiendo a muchos de los mitos nórdicos, como la muerte de Baldr y el encadenamiento de Loki. Por último, la vidente habla del fin del mundo, el Ragnarök, y su segunda venida.

¿Sabe Ud. quién es Tomas Tranströmer? Reseña del Premio Nobel de Literatura 2011

Al despertar el día jueves 6 de octubre, los que somos simpatizantes de las letras teníamos el deseo de saber quien fue elegido por la Academia Sueca como el Nobel de Literatura 2011, y la sorpresa fue bárbara al enterarnos que tal galardón había recaído en un poeta sueco. Nada menos que en Tomas Tranströmer; sin embargo, de este lado del hemisferio poco o nada se sabe de su pasión literaria. Así que a continuación su biografía:

Psicólogo, escritor, poeta y traductor sueco. En 2011 se anunció su nominación al Premio Nobel de Literatura, “porque a través de sus imágenes condensadas y translúcidas nos permite el acceso a la realidad”.

Inició a escribir a los trece años. Saliendo a la luz su primera colección de poemas, 17 dikter (Diecisiete poemas, 1954). Su trabajo más reciente, Den stora gåtan (Gran enigma), que fue publicada en el 2004. También editó una autobiografía corta, Minnena ser mig (Los recuerdos me miran – Visión de la memoria), en 1993.

Sus contemporáneos del 70 lo inculparon de heterodoxia, es decir, de alejarse de sus tradiciones. Así como excluir de sus escritos el tema. Sus obras se caracterizan por apoyarse en un lenguaje modernista, expresionista y hasta surrealista. Reflejando de manera supuestamente simple la vida cotidiana y el análisis de la naturaleza.

Manifiesta un compromiso místico hacia los aspectos universales de la mente humana. En 1990, sufrió una hemiplejía que afecta su expresión, pero él continúa escribiendo.

Los críticos lo catalogan como uno de los poetas más representativos de Suecia. El 10 de diciembre se espera que reciba –al igual que los demás nominados en las otras áreas- el Premio Nobel de Literatura 2011; anteriormente había ganado los premios Bonnier para la poesía, el premio internacional Neustadt para la literatura, el Oevralids, el Petrach de Alemania, y el galardón sueco del Foro Internacional de la Poesía.

Sus poemas han sido traducidos a cincuenta idiomas; también es un buen pianista. Entre sus alumnos y/o seguidores destaca el poeta Sergio Badilla Castillo, quien radica en Suecia más de veinte años, pero además es uno de sus traductores.

.El poeta y traductor uruguayo Roberto Mascaró, quien apoyó su trabajo, expresó al enterarse de su nominación al Nobel: “Su poesía demuestra que las lenguas son barreras superables. […] Siempre he tenido la certeza que su poesía es universal, aporta a la paz y a la comprensión de las etnias, sobre todo en esta etapa de la humanidad donde estos problemas aún no están superados. Digo esto porque me lo indica el hecho de conocerlo desde hace 30 años, cuando llegué a Suecia y me convertí en su traductor al español”.

Huangdi

(Mitología China)

Conocido como “El Emperador amarillo”, es una de las figuras más importantes de la mitología china. Reinó, según la tradición, desde el 2698 al 2598 a. C.  Se le representa como conquistador, juez, inmortal, dios de la montaña Kunlun y del centro de la Tierra.

Parece que originalmente fue una figura mítica o un dios que fue reinterpretado durante la dinastía Zhou. Originalmente sería un dios de la guerra que en las tradiciones tempranas desempeñaba un papel poco importante, pero que más tarde se convertiría en uno de los inmortales del taoísmo.

Algunos lo identifican con el dios del trueno tocario Ylaiñäkte, que corresponde a otras divinidades indoeuropeas, como el dios germánico Wotan, el griego Apolo y el celta Lug.

Se cuenta que su madre quedó embarazada por un rayo caído del cielo nocturno y que tras veinte años de embarazo nació Huangdi, que hablaba desde el nacimiento.

Existen historias sobre su lucha con su hermano Shennong, y con un diluvio causado por un monstruo. También se cuenta que posee un tambor hecho con piel de kui (un ser mitológico que puede producir lluvia, viento o sequía).

La leyenda de su retirada hacia el oeste en la guerra contra el emperador del Este, Chi You, en la batalla de Zhuolu, se considera como el establecimiento de la etnia han.