Ministerio de Cultura deberá perpetuarse por el bien de los artistas e intelectuales peruanos

A dos meses de dejar el cargo, el Ministro de Cultura, Juan Ossio Acuña, dejará muchas obras en el tintero. A pesar que su gestión hizo algunos avances como el convenio de devolución de las piezas arqueológicas de la Universidad de Yale al Perú, lo cierto es que aún quedan muchas cosas por hacer. Y lo más preocupante es que con los dos candidatos que nos quedan como sentencia, no sabemos a ciencia cierta si apoyan el sector de la cultura. Como se sabe en el día del debate no se habló sobre este tema, así que no sabemos, ya sea quien gane si dará continuidad a la gestión de la cartera del Ministerio de Cultura.

Sobre todo que por ahora tampoco se barajan nombres de posibles candidatos a dicha cartera. Tal vez habría una posibilidad de nombrar a Vargas Llosa si gana Ollanta, pero está bien difícil pronosticar quién podría ocupar dicho cargo de ganar Keiko. Por ahora los dados siguen girando y la suerte aún no está echada. Incluso hasta García podría ocupar la gestión, ya que él mismo dijo cuando nombró a Juan Ossio que envidiaba el cargo. Así que aunque dudo que se piense en el aún presidente, todavía no podemos descartarlo.

Y el futuro Ministerio de Cultura tendrá que recaer en una persona idónea y preparada para que dicha banda no le quede grande. Tendrá que ser alguien que conozca la problemática cultural del país. Una persona que no dude en acercarse hacia las zonas más apartadas de nuestro país y que además sea un conocedor de la historia del Perú. Dicha persona tendrá el honor de representar a los artistas e intelectuales y velar por sus intereses, pero al mismo tiempo tendrá que preocuparse por los intereses culturales de cada uno de los peruanos.

Difícil está la coyuntura, en el sentido que gane quien gane tendrá a su disposición los candidatos que crean en el ganador. Así que por más que existen muchas personalidades que fácilmente podrían ser candidatos al MINCU, lo cierto es que solo aceptarán el cargo si están identificados y del lado del nuevo personaje que ocupe el sillón presidencial.

No nos queda más que rogar a Dios para que ilumine al personaje que gane la presidencia, y que lo(la) ilumine con sabiduría, para que sepa perdurar el Ministerio de Cultura en el Perú, ya que es definitivamente necesario que gestione los intereses de los artistas e intelectuales, y en especial de los escritores, que tanto apoyo necesitan, sobre todo los más jóvenes. Y por ende el pueblo debe reclamarle al ganador de este 5 de junio que de continuidad al MINCU, ya que es un deber hacia nuestro legado, nuestra historia, nuestras raíces y el futuro de nuestra nación. ¡Que siga el Ministerio de Cultura!

Anuncios

Mórrigan

(Mitología Celta)

Su nombre significa literalmente “La reina de los fantasmas” era una diosa tripartita de la guerra de los celtas irlandeses antiguos que incitaba a los guerreros a combatir. Colectivamente era conocida como Morrigu, pero sus personalidades también eran llamadas; Nemhain (pánico), cuyo aspecto espantoso adoptaba sólo cuando se presentaba ante los que iban a morir; Macha (batalla), que aparece bajo la forma de una hembra de cuervo y Badh, cuyo nombre deriva del protocelta bodbh, “corneja”, aspecto con que incitaba a los guerreros a la batalla.

Ella es comúnmente conocida por estar involucrada en la Táin Bó Cúailnge, donde es al mismo tiempo una auxiliadora y un estorbo para el héroe Cúchulainn. A menudo se representa como un cuervo o corneja aunque podía adoptar muchas formas distintas (vaca, lobo o anguila).

Los pitonizos y el fin del mundo

Si estás leyendo este artículo es porque sobreviviste al terremoto pronosticado para el sábado 21 de mayo del presente año por Harold Camping, quien aseguró que en dicha fecha sería el último día que verían nuestros ojos y que sería el día del fin del mundo. Hasta el cierre del presente texto (antes de la fecha en cuestión) todo el mundo estaba a la expectativa de lo que sucediera y fuera a ser como aquel pronóstico sobre un terremoto en Roma hace poco que también fue un fiasco. Dios quiera que aquel desastre planetario no ocurriera nunca, y que nuestra civilización perdurase hasta que Dios disponga.

Y no olvidemos que aún falta lo predicho por los Mayas en el 2012, que también sería el fin del mundo. ¿Se puede predecir un desastre? Espero no equivocarme al decir que no, y que todos esos cálculos escapan a la realidad. Me hace recordar a Nostradamus que también nos alertó sobre los hechos trágicos que viviríamos, pero que según las pruebas muchos de sus pronósticos llegaron a suceder. Sin embargo, siempre existe el escepticismo de creer o no en lo que nos anuncian los pitonizos y clarividentes. ¿Quién tuviera la espada del augurio de Leono? jeje. O  el poder de los llamados psíquicos, quienes tienen la fama de predecir el futuro. Aún no quiero inmiscuirme en la Parapsicología, ya que no he investigado sobre el tema y dicho sea de paso que tengo un libro sobre ello que me está esperando en mi librero para cuando me dé un tiempo y lo lea a profundidad.

Volviendo a Camping, él aseguró que el 21 de mayo sería el día del Juicio Final, pero si estamos leyendo este artículo significa que seguimos vivos. No obstante, tampoco hay que ser herméticos en ignorar que los avances científicos y tecnológicos están indetenibles y que cada año aquellos personajes inventores nos sorprenden con cosas nuevas. Y quién sabe si algún día se descubra una máquina que detecte la aproximación de un terremoto. Hace tiempo escuché que se había inventado algo parecido… en Japón si mal no recuerdo. Aunque si fuera cierto, bien harían en aplicarlo a su propio país, siendo su territorio altamente sísmico.

Al parecer nuestro planeta es un ser vivo más que por razones que estudian las ciencias de la Tierra, necesitan estar en permanente movimiento y liberación de energías. Por ende, solo nos queda estar preparado para los terremotos y cataclismos que pudieran acontecer cuando menos lo esperamos. Así que solo nos queda orar para que esos desastres no lleguen y si llegan que tengamos el tino y la reacción necesaria para salvar nuestras vidas. Este artículo se publicará el domingo y el martes. Así que si lo estás leyendo significa que Harold Camping se equivocó y que nuestra civilización aún no predice el fin del mundo. Sin embargo, hay que estar preparados para un posible terremoto que quiera Dios no nos sorprenda dormidos, en la ducha o con los pantalones abajo.

Naylamp

(Mitología Sicán)

Es un personaje mitológico del antiguo Perú que vino del mar, el que trajo la civilización a las tierras lambayecanas. Se cree arribó a las playas de la hoy caleta de San José, pie de la desembocadura de un río que se llamó Faquisllanga (río de Lambayeque. Su numeroso séquito contaba con personas encargadas de tareas específicas que son nombradas (cocinero, encargado de esparcir polvo de concha, encargado de andas, de maquillaje etc.)

Construyó un templo al que nombraron “Chot” en él se colocó un ídolo de piedra verde al que llamaron “Llampayec” (“ídolo a imagen y semejanza de Naymlap”, según Cabello Valboa). De allí provendría el nombre de Lambayeque. También cuenta la leyenda que el último sucesor de Naylamp, Fempallec, quiso cambiar de sitio el ídolo y como castigo divino hubo un gran diluvio.

Naylamp fue posiblemente el fundador legendario del Reino Sicán en el siglo IX d.C. y que al morir fue divinizado por sus hijos. Estos contaron que Naylamp era inmortal y que decidió convertirse en ave y regresó a su lugar de origen. La dinastía fundada por Naylamp gobernó los ricos valles de Lambayeque hasta que el Imperio Chimú conquistó la región en el siglo XV.

Nostalgia vs Tecnología

De un tiempo a esta parte nos hemos visto inmersos en un sinfín de modernidad con que nos desenvolvemos cotidianamente. En el pasado quedaron las máquinas de escribir, las cámaras fotográficas mecánicas, el VHS, los disquets, los cassets, los televisores blanco y negro, la fotografías en papel y el papel en sí… ¿quién sabe hasta cuándo lo tendremos entre nuestras manos? Gracias a una inevitable era digital, es que aún nosotros que todavía nos quedan años para decirnos jóvenes, es que al voltear a hace un par de décadas nos da nostalgia las horas y momentos que pasamos con aquellas máquinas que en su momento eran el último grito de la actualidad.

No obstante, ¿qué nos íbamos a imaginar que llegaría el día en que tuviéramos internet en casa?, y eso que teniendo tan solo la computadora era un lujo, o hasta incluso alucinábamos estar un escalafón más en la pirámide socioeconómica. Aún recuerdo esas horas jugando con el Nintendo, y específicamente con el juego “Street Fighter”, ya que años atrás no tuve la oportunidad de divertirme con el Atari, que fue un sueño en su momento. Y si hablamos de películas: ¿Qué nos íbamos a imaginar que cambiaríamos nuestros cassets de video, por los ahora conocidos CDs del DVD? Ahora todo es con este último. Y hasta se habla de las películas 3D y las imágenes HD.

Extraño el techno y el reggae, que a principios de los años 90 estuvieron a full en las radios limeñas. ¿Qué nos íbamos a imaginar que llegaría el trance y el reggaetón para opacar a nuestros favoritos de las radios? Sin embargo, como seres humanos, Homosapiens, lo que nos diferencia de los demás seres es que nos adaptamos a los cambios. Es decir, que ante una acción, tenemos una reacción. Desde que se extinguieron los dinosaurios y gracias a eso que surgieron los mamíferos, es que hemos poblado el planeta y desarrollado la tecnología y la ciencia. Y es por eso que nuestra civilización está avanzando a pasos agigantados.

Cuando menos nos imaginemos ya estaremos viendo naves espaciales en los aeropuertos, y ya tendrán otro nombre. Las enfermedades serán todas curables y habremos llegado al menos al 50% de nuestra capacidad mental. Atrás quedarán los congestionamientos en las calles y mismo “Volver al Futuro” habrá vehículos que vuelen por los aires. Además nosotros vestiremos trajes metálicos y con luces. Y se hará tan paulatinamente que no nos extrañará y no nos acomplejaremos del qué dirán.

Sin embargo, ya sea que los libros de papel sean reemplazados para siempre por los libros electrónicos, tendrá que quedar para la posteridad que alguna vez toda esa modernidad que nos hizo la vida confortable y feliz, no podremos olvidarla, ya que son como los eslabones de una cadena o los peldaños de una gigantesca escalera. Y nuestros tátara tátara nietos gozarán de toda esa tecnología y nosotros desde el cielo podremos ver tales adelantos y nos parecerá raro todo ese avance. Sin embargo, aún me sigo preguntando: ¿Dónde quedó mi máquina de escribir para poder recordar todos estos pensamientos? y ¿Dónde quedaron mis alegrías que disfruté entre el romance de la tinta y el papel?

Hermes

(Mitología Griega)

Es el dios olímpico mensajero, de las fronteras y los viajeros que las cruzan, de los pastores y las vacadas, de los oradores y el ingenio, de los literatos y poetas, del atletismo, de los pesos y medidas, de los inventos y el comercio en general, de la astucia de los ladrones y los mentirosos.

El himno homérico a Hermes lo invoca como el «de multiforme ingenio (polytropos), de astutos pensamientos, ladrón, cuatrero de bueyes, jefe de los sueños, espía nocturno, guardián de las puertas, que muy pronto habría de hacer alarde de gloriosas hazañas ante los inmortales dioses».

Estados Unidos en vigilia: Si se duermen podrían no despertar

Al Zawahirí

Desde que se asesinó al líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, este grupo terrorista ha amenazado con tomar duras represalias contra el país yanqui. Buena decisión ha sido la del presidente norteamericano, Barack Obama, al ordenar que no se publiquen por los medios de comunicación las fotos que muestran al líder de esta organización ensangrentado producto de los balazos que recibió en la cabeza y en el pecho, y quién sabe si en más partes del cuerpo. Esta eliminación se espera que sea el comienzo de la desaparición del grupo terrorista. Sin embargo, también podría ser el comienzo de la gran venganza del Medio Oriente contra los estadounidenses.

Creo que a nadie le gustaría estar en los zapatos de Obama en este momento, ya que imagino que las fuerzas acéfalas de Al Qaeda tienen su mirada fija en el mandatario estadounidense, y que como se presume que ahora tomará el mando Al Zawahirí. Abriéndose un nuevo capítulo de venganza por parte del grupo terrorista. Sin embargo, ya está abierta una guerra psicológica por parte de ellos, al afirmar que realizarán un ataque con bombas nucleares, lo que a cualquiera le pone los nervios en punta. De tal modo que el Gobierno de Estados Unidos se ha visto en la necesidad de doblegar o triplicar la seguridad, sobre todo en los aeropuertos, ya que no quisieran que se repita lo ocurrido el 11 de septiembre del 2001.

En ese tiempo yo estudiaba en la universidad y estaba en cuarto ciclo, y justamente el tema del día era el ataque a las torres gemelas, lo cual era motivo de debate y ejercicio de redacción de mi clase. Por ende en ese tiempo, recuerdo que escuché la noticia y yo como cualquiera me impacté, y luego al revisar las informaciones me sorprendía más de los pormenores de aquel ataque suicida. De cómo, lo que llamarían los japoneses “unos kamikazes” se inmolarían sin dudarlo, y paradójicamente muriendo satisfechos de haber dado la vida por su grupo armado, pero más vehementemente por su religión.

Sé que en este momento la nación estadounidense se siente amenazada de un nuevo ataque, y que ni siquiera pueden dormir tranquilos, imaginando que aquel nuevo líder Al Zawahirí, ordenará un nuevo y mortífero ataque, tan inopinado y que levantará tanto polvo que no quedará piedra sobre piedra. Espero me equivoque. No obstante, supongo que las Naciones Unidas ya están tomando cartas en el asunto y que estarán conjuntamente con Obama planificando estrategias preventivas. Sería lo idóneo y lo necesario.

No obstante, el terror no sólo se respira en Estados Unidos, ya que no sabemos cómo piensan esos terroristas y quiera Dios que no desaten su furia contra los latinoamericanos, y tan sólo para demostrar su poderío, pues estarían actuando injustamente contra una parte del mundo que es casi antípoda, y que no tiene nada que ver contra ellos. Quiera Dios que no muera más gente inocente, y que vuelva la paz en el mundo. Sé que es mucho pedir, pero recuerden que lo que es imposible para el hombre, es posible para Dios. ¡Paz en el mundo!