La historia universal nos ubica en la Edad Contemporánea ¿Y ahora que sigue? ¿La Edad Digital?

Hace mucho tiempo que quise analizar este tema de las edades de la historia. Puesto que la edad contemporánea se ha ido extendiendo y extendiendo. Y me pregunto cuándo será el tiempo en que se renueve la cronología de la historia universal. Así que para abordar bien el tema evidenciemos y abarquemos los demás tiempos en que se han establecido las edades de nuestra civilización.

En el siglo XVII, el humanista holandés Cristóbal Keller, que escribía con el seudónimo de Celarius dividió, por primera vez, a la Historia Universal en tres grandes edades. Más tarde se añadió la Edad Contemporánea:

Primero está la Edad Antigua que abarca desde la aparición de la escritura hasta la caída del Imperio Romano de Occidente por las invasiones bárbaras; estudia la historia de los pueblos de Oriente, Grecia y Roma. A continuación sigue la Edad Media que abarca desde la caída del Imperio Romano de Occidente hasta la caída del Imperio romano de Oriente, debido a la Toma de Constantinopla por lo turcos, en el año de 1453.

Prosigue la Edad Moderna que comprende desde la Toma de Constantinopla en 1453 hasta la Revolución Francesa en 1789. Terminando con la Edad Contemporánea que estudia los hechos ocurridos desde la Revolución Francesa hasta nuestros días.

Habiendo citado las edades que están establecidas en nuestros libros de historia universal, recuerdo haberle preguntado a un profesor en la academia sobre esta incertidumbre que me plantee. Es decir, le pregunté: ¿Qué tendría que pasar para establecer una nueva edad en el tiempo? Y aquel docente me respondió que tendrían que ponerse de acuerdo los principales historiadores del planeta y solo así podría darse una nueva edad a nuestra historia.

Luego de unos años, ya estando en la universidad, le pregunté a una profesora que qué hecho podría marcar el cambio de la edad contemporánea y cuál podría ser la nueva edad. Me respondió que marcar la nueva edad con el ataque a las torres gemelas en Nueva York –como yo sugería- no sería una buena referencia, ya que sería darle mucha importancia. Y que si había que bautizar a una nueva edad en el tiempo podría ser la Edad Digital.

Tal vez estas averiguaciones no serán las decisivas para un nuevo cambio en nuestra historia universal, pero las tomaré como una referencia de personas que también están pendientes, además de los más ilustrados historiadores del mundo, sobre la venida de una nueva etapa en que se estigmatice una realidad que esté surtida de situaciones relevantes, y que representen los nuevos tiempos del futuro que son cada día que pasa como el presente que estamos viviendo. Señores historiadores, los invito a que empiecen a analizar con pinzas esta situación que les acabo de presentar, que no es sino lo eminente en nuestra cultura.

 

Anuncios

Leyenda de los hermanos Ayar

(Mitología Inca)

Sobre la montaña Pacaritambo (doce lugares al Noroeste de Cuzco) aparecieron los hermanos Ayar después del gran diluvio que había desvastado todo. De la montaña llamada “Tampu Tocco” partieron cuatro hombres jóvenes y cuatro jóvenes mujeres, hermanas y esposas de ellos.

Eran Ayar Manco y su mujer Mama Ocllo; Ayar Cachi y Mama Cora; Ayar Uchu y Mama Rahua y finalmente, Ayar Auca y su esposa Mama Huaco. Viendo el estado de las tierras y la pobreza de la gente, los cuatro hombres decidieron buscar un lugar más fértil y próspero para instalarse. Llevaron con ellos los miembros de diez Ayllus (organización inca que agrupaba diez familias). Se dirigieron hacia el sudeste.

Pero un primer altercado se produjo entre Ayar Cachi, un hombre fuerte y corajudo, y los otros. Sus hermanos lo celaban y quisieron matarlo. Él les ordenó de volver a las cavernas de Pacarina (se llama así, en quechua, al lugar de los orígenes) a buscar semillas y agua. Ayar Cachi penetró en la caverna de Capac Tocco (ventana principal de la montaña “Tampu Tocco”) y el doméstico que lo acompañaba cerró con una gran piedra la puerta de entrada, y él no pudo jamás salir.

Los siete hermanos y hermanas, seguidos de los ayllus, prosiguieron su camino y llegaron al monte Huanacauri donde descubrieron un ídolo de piedra del mismo nombre. Llenos de respeto y de temor frente a este ídolo, entraron al lugar donde se lo adoraba. Ayar Uchu saltó sobre la espalda de la estatua y quedó enseguida petrificado, haciendo parte en delante de la escultura. Aconsejó a sus hermanos de seguir el viaje y les pidió que se celebre en su memoria la ceremonia del Huarachico, o “iniciación de los jóvenes”.

En el curso del viaje Ayar Auca fue también cambiado en estatua de piedra en la pampa del Sol. Ayar Manco, acompañado de sus cuatro hermanas, llegó a Cuzco donde encontró buenas tierras, y se hundió su bastón con facilidad pero no pudo retirarlo sin esfuerzos. Entusiasmados por el entorno decidieron quedarse. Ayar Manco fundó una ciudad en nombre del creador Wiracocha y en nombre del Sol. Esta ciudad fue el Cuzco (ombligo, en quechua), la capital del Tahuantinsuyo (imperio de las cuatro provincias).

Los dueños de la luna (Selene): A 37 dólares Ud. también puede ser un selenita

Parecería una broma pensar que la luna tiene dueño o dueños, o que está en venta, ya que nuestro sentido común señalaría que nos pertenece a todos y que por lo tanto no hay discusión aparente por su adjudicación. Sobre todo desde el 16 de julio de 1969 que fue el astronauta estadounidense, Neil Amstrong, quien puso el primer pie en ella. Sin embargo, para mi sorpresa, al investigar sobre el tema, encuentro a más de un personaje que se les conoce como los verdaderos dueños de la luna, y que además cualquiera que tenga el dinero puede separar una parcela.

Fue investigando que me encontré con el nombre de Jenaro Gajardo Vera: abogado, pintor y poeta chileno, quien pasó a la historia por convertirse desde el 25 de septiembre de 1953 y hasta el último de sus días en el dueño de la luna. ¿Cómo lo hizo?… Pues publicó tres avisos en el Diario Oficial, que era un requisito de la ley chilena para tal descabellado plan. Para lo cual pagó 42,000 pesos chilenos, con lo que se oficializó la escritura al año siguiente.

Se presentó ante el notario de Talca, César Jiménez Fuenzalida y pidió dejar constancia de que se declaraba dueño de la luna, para lo cual acreditaba que lo era desde antes de 1957 (fórmula legal utilizada en esos tiempos para sanear terrenos sin título de dominio) del satélite natural de la tierra, describiendo sus medidas y límites.

La escritura en cuestión a la letra dice: “Jenaro Gajardo Vera, abogado, es dueño, desde antes del año 1957, uniendo su posesión a la de sus antecesores, del astro, satélite único de laTierra, de un diámetro de 3.475 kilómetros, denominada luna, y cuyos deslindes por ser esferoidal son: Norte, Sur, Oriente y Poniente, espacio sideral”.

Fue entonces que en1967 se firmó un tratado en las Naciones Unidas que prohíbe la compraventa de objetos exteriores a la Tierra, siendo desde ese entonces posesión de nadie. A pesar de lo cual, en 1980, el estadounidense Dennis Hope formaliza de nuevo en una oficina del registro de San Francisco la “compra” de la luna, dedicándose desde entonces a vender parcelas en suelo lunar.

Dennis Hope es un empresario estadounidense que está involucrado en la controvertida venta de terrenos extraterrestres. En 1980, comenzó su propio negocio, alegando haber encontrado una laguna en el derecho internacional que le permite reclamar la plena soberanía de la luna. Fue el primero en vender “parcelas lunares” después de enviar las declaraciones a los EE.UU. y la entonces Unión Soviética, varios gobiernos más y Naciones Unidas. Hope ha obtenido hasta el momento unas ganancias aproximadas de 9 millones de dólares con sus ventas.

Sin embargo, según dice el mismo Hope, el Tratado de las Naciones Unidas, firmado en 1967 sobre el Espacio Exterior, justo dos años antes de que el hombre llegara a la Luna, establece que los Gobiernos de la Tierra no pueden reclamar propiedad alguna sobre la totalidad o partes de la luna, argumentando que no se contempla que una empresa o una persona sí pueda ejercer dicha reclamación.

Así que si Ud está interesado en comprar un pedacito o pedazote de luna les paso el dato: “El actual precio de la luna es de 37 dólares por cada 0.4 hectáreas”. Aunque esto parezca un negocio turbio, todavía habrá gente extravagante que pague por tener el privilegio de poseer una parte de nuestra Selene, lo que hace que su propietario sea un selenita… o tal vez un lunático. A ver, a ver, ¿quién da más, quién se lleva una parcela de luna a casa?

 

 

Zhu Rong

(Mitología China)

Es un dios del fuego de la mitología china. Vivía en un palacio en el monte Kunlun y enseñó a la humanidad a utilizar el fuego que había creado Suiren. Sin embargo, Gong Gong, dios del agua, envidiaba que la gente adorara a Zhu Rong más que a él, y envió contra su residencia cuatro lagos y cinco mares, apagando el fuego sagrado. Inmediatamente el mundo quedó a oscuras. Indignado, Zhu Rong montó sobre un dragón de fuego y comenzó a guerrear contra Gong Gong. Éste, lleno de ira, golpeó su cabeza contra el monte Buzhou, uno de los pilares de la tierra, que posteriormente repararía Nüwa.

Grafitis: ¿Acto de rebeldía o arte urbano?

De seguro todos en algún momento al caminar por algún lugar de Lima o Callao nos hemos topado en el camino con algunas de estas expresiones a las que llaman grafitis. Ya sean simples pintarrajeadas o verdaderas obras artísticas, lo cierto es que mucha gente todavía se cuestiona cual de aquellas pintas son verdaderas expresiones artísticas y cuáles son simplemente muestras de rebeldía o malcriadez. Por lo pronto, solo nos queda afirmar que aquellas personas que impunemente se escudan en la libertad artística, deberían decidirse si hacen esos actos con fines de arte urbano o simplemente no tenían mejor cosa que hacer.

La palabra “grafiti” se le llama a varias formas de inscripción o pintura, que en la mayoría de los casos se realizan en muros y casas. Según la Real Academia de la Lengua se llama “grafito” a una peculiar pintada, siendo su plural “grafitos”. No obstante, también se llama grafiti a las inscripciones que fueron pintadas en las paredes en los tiempos del Imperio Romano. Incluso se dice que también lo son el pintar letreros en las paredes, que a propósito de la coyuntura se hace con fines políticos. Que muchas veces se realizan hasta sin el permiso del dueño del inmueble.

De igual manera se llama “grafito” a los eslóganes que ya son populares por sus técnicas. Y por supuesto la expresión grafiti se utiliza además para referirse al movimiento artístico que lleva su nombre, pero que se distingue de la pintura como una subcategoría de la misma. Tuvo sus inicios en el siglo XX, más específicamente desde el año 1960 en Nueva York, aunque también se dice que tuvo sus orígenes en Filadelfia. Es además uno de los cuatro elementos básicos de la cultura hip hop, en que se llama grafo o grafiti a un tipo específico, por lo que una pintada política no sería un grafito.

Remontándonos a la antigua Roma, estaba muy extendida la costumbre de la escritura ocasional sobre muros y columnas, por lo que se han hallado inscripciones en latín vulgar con contenidos políticos, insultos, declaraciones de amor, etc. Conjuntamente con caricaturas y dibujos erosionados por el paso del tiempo. Por ejemplo, en cuevas-santuario, Herculano, en que quedaron protegidos por la ceniza volcánica. También hay indicios de este arte, realizado por marineros y piratas que en sus viajes, al pisar tierra dejaban sus pseudónimos o iniciales sobre las piedras o grutas.

Ya sea que llamemos a las personas que realizan los grafitis: artistas o rebeldes. Lo cierto es que se debería tomar cartas sobre el asunto y abordar el tema desde las raíces del problema. O sea desde los colegios, que son generalmente los alumnos, quienes utilizan los baños como lienzos urbanos para dejar un mensaje (grosero o no) para la posteridad. Muchas veces se producen excesos en estas pintarrajeadas que hacen generalmente los jóvenes. Amparados en la impunidad de su minoría de edad, desatan sus más desadaptadas pasiones, y lo malo que en muchos casos lo realizan en patrimonios históricos. Ocasionando en muchos casos un daño irreversible a nuestra cultura, tan solo porque se les antojó divertirse y jugar a los grafiteros.

Un ejemplo de grafitis son los que se han hecho en muchos barrios del Callao, donde verdaderos muchachos con talento se codean con vándalos y en muchas oportunidades aprovechan los muros de alguna casa para dejar su arte de grafiti. Se dice que estas muestras de arte urbano se realizan como homenaje en memoria de jóvenes que estaban inmiscuidos con bandas y que por cuestiones de ajustes de cuentas fueron asesinados, ya sea a balazos o a cuchilladas. Sin embargo, también hay la fuente que dichas pintas se hacen para marcar el territorio de dichas bandas.

Unos de los grafitis memorables fueron los que estaban en unas paredes del Jr. Quilca en el Centro de Lima. Que ahora se ha remodelado como si fuera la calle de las pizzas. Bueno a lo que iba es que uno de los grafitis que ha quedado en mi memoria fue uno que aludía a un fanatismo nazi, y que sus imágenes iban cargadas de mucha repulsión contra los latinos. Aquel grafiti pueden apreciarlo dentro de este artículo, y que menos mal que ya no quedan rastros de aquellas imágenes que van contra la buena reputación del pueblo latinoamericano.

Y ahora que nos encontramos en época de debates electorales, no deja de haber todavía, -aunque ya se ha ordenado que se retiren los paneles y pancartas de los diversos candidatos a la presidencia-, publicidad gráfica. Sin embargo, no bastando con aquellos paneles, también los candidatos optan por pintarrajear las paredes de inmuebles –muchas veces sin autorización- y poner a la luz la candidatura de algún postulante a la presidencia en este caso. Todas esas pintas conformarían lo que llamamos grafitis, y abominables o no representan un mensaje a la nación, o al menos a las personas que transitan cerca de ellos.

Según el abogado, historiador y periodista, Nello Marco-Sánchez Drexler, acerca del tema afirma que: “Se puede considerar un avance de la imaginación en el campo pictórico, que se traduce en reacciones íntimas del autor. Pero debemos tener en cuenta que al igual que toda manifestación de arte es víctima de apreciación y que debe respetar las opiniones de los demás, y sobre todo el lugar donde lo van a realizar para evitar alterar el ornato.

También expresó sobre lo que la Constitución indica sobre los grafitis y los grafiteros: “No conozco que exista una ley al respecto, Se le puede considerar como expresión de arte individual, que afecta de manera directa la zona urbana por lo que sí debería estar sometida al respecto de las normas de la  misma.

Por último, Marco-Sánchez manifestó que el estado tendría que tener en agenda algo que lo subvencione: “Bueno eso le correspondería más a las regiones del país, porque son unas manifestaciones de carácter local que podrían estimular eso gestos pictóricos y divulgando la finalidad que tienen, por el momento están incluidas en los gastos con respecto del ornato público. Pienso que deberían tener un lugar y espacio para que puedan desarrollar su arte de manera que no afecte al resto de ciudadanos”

Así que podemos colegir que es un tema que merece que el Estado lo aborde en su presupuesto, ya que contiene a un sector de la población –sobre todo jóvenes- quienes tienen el gusto por el arte, y que además en muchos casos se puede verificar por si mismo que hay un talento y una destreza de estas personas que lo cultivan. De tal forma que dichos jóvenes con la respectiva ayuda del Gobierno, podrían continuar realizando los grafitis y así tendrían el apoyo merecido, tal y como se le da al deporte. “La juventud que apuesta por el arte es más propensa a alejarse de las drogas, o así me gusta creerlo”.

 

 

Balar

(Mitología Celta)

Balar, Balor o Bolar, fue un dios irlandés que pertenecía a la raza de los gigantes Fomoré.  Poseía un ojo en la frente y otro en la parte posterior del cráneo, que era maligno y que habitualmente mantenía cerrado. Cuando lo abría, su mirada era mortal para aquel en quien la fijara. Se conoce principalmente por haber matado al rey de los Tuatha Dé Danann, Nuada, motivo por el que su nieto Lug le dio muerte.

Robo en la BNP: ¿Las mafias son responsables o es un caso fuenteovejunesco?

Es un grave caso de robo el que ha acontecido últimamente en la Biblioteca Nacional del Perú (BNP), donde según César Veliz Mendoza, se han sustraído hasta el momento 663 valiosos documentos, que van desde cartas de navegación, tratados en quechua y ejemplares de los siglos XV y XVI con grabados y relieve de pan de oro. Por lo que se ha dispuesto el cierre de la entidad por el tiempo de tres meses, en el que se podrá hacer un inventario; sin embargo, también se cuenta que estos robos ya se daban desde tiempo atrás sin que nadie haga o diga nada.

También se dice que Hugo Neyra, ex director de la Biblioteca, al enterarse del robo, ha salido a declarar que no existe un registro de todo el patrimonio bibliográfico. Habiendo tan solo inventarios dispersos, y cuestionan el no haberlo hecho durante su gestión.

El director de la Biblioteca Nacional, Ramón Mujica, reveló que el nuevo recinto cultural, ubicado en el distrito de San Borja, no cuenta con un sistema de seguridad que evite el robo sistemático de valiosos bienes.

Además, Mujica Pinilla dio detalles sobre la desaparición de cientos de importantes obras, que fueron donadas principalmente por Raúl Porras Barrenechea del siglo XVII y ejemplares únicos. También se ha detectado la desaparición de 66 libros de la Colección X, que reúne los fondos más valiosos.

Sostuvo que la Biblioteca Nacional, pese a su estructura moderna inaugurada hace poco, no cuenta con suficientes cámaras de seguridad, por el contrario, la vigilancia es “muy precaria”. “No tenemos un sistema de seguridad. Tenemos un sistema de seguridad muy precario y resultado de eso es precisamente los robos que se han realizado en las últimas décadas”, lamentó.

A raíz de este robo el Archivo General de la Nación (AGN), anunció el cierre de la atención al público durante tres meses, a partir del 4 de marzo, de sus dependencias Archivo Colonial y Archivo Republicano. Por su parte, Joseph Dager Alva, jefe del AGN, dijo que esta medida busca concentrar los esfuerzos de la institución en emitir un diagnóstico sobre el real estado en que se encuentran los documentos, así como las condiciones de seguridad e implementos necesarios para la conservación de los mismos.

Por tanto, el Estado de la mano con los responsables de la BNP, debieran organizarse y realizar dicho inventario. De igual manera tomar las precauciones del caso e instalar cámaras de seguridad y doblar las medidas de seguridad en el ingreso y salida de sus instalaciones. Todo ello asegurará un mejor control y seguridad de nuestro patrimonio histórico como son los libros, que son el espíritu de la cultura y los cimientos de un futuro mejor para nuestros niños y jóvenes. “La base de una civilización mejor es el legado cultural que viene impreso en sus libros… y ahora hasta en versión digital”.

Declaraciones del director de la BNP: