Zeus

(Mitología Griega)

Es el «padre de los dioses y los hombres», que gobernaba en el monte Olimpo como un padre a una familia, de forma que incluso los que no eran sus hijos naturales se dirigían a él como tal. Era el Rey de los Dioses que supervisaba el universo. Era el dios del cielo y el trueno.  Sus atributos incluyen el rayo, el águila, el toro y el roble. Además de su herencia indoeuropea, el clásico Zeus «recolector de nubes» también obtuvo ciertos rasgos iconográficos de culturas del antiguo oriente próximo, como el cetro. Zeus fue frecuentemente representado por los artistas griegos en dos poses: de pie, avanzando con un rayo levantado en su mano derecha, y sentado majestuosamente.

Hijo de Cronos y Rea, era el más joven de sus descendientes. En la mayoría de las tradiciones aparece casado con Hera, aunque en el oráculo de Dódona su esposa era Dione, con quien según la Iliada fue padre de Afrodita. Es conocido por sus numerosas aventuras y amantes, fruto de las cuales fueron muchas deidades y héroes, incluyendo Atenea, Apolo y Artemisa, Hermes, Perséfone, Dionisos, Perseo, Heracles, Helena, Minos y las Musas. Con Hera suele decirse que fue padre de Ares, Hebe y Hefesto.

En griego el nombre del dios es Zeus en el caso nominativo y Dios en el genitivo. Las formas más antiguas del nombre son las micénicas, escritas en lineal B.

Su equivalente en la mitología romana era Júpiter y en la etrusca, Tinia.

Literatura en los medios: ¿Poesía en la tele?

De un tiempo a esta parte, la poesía solo es mencionada cuando va ligada a libros, autores, concursos literarios, etc. Sin embargo, hablar de poesía en la televisión me hace recordar cuando Quico, haciendo uso de su aparente poema escrito en la mano, hace una declamación sobre el Día de la Madre a pedido de doña Florinda, pero siendo interrumpido afanosamente por el Chavo, quien sabotea los versos de su poema trillado que hemos ido escuchando a lo largo de los años.

No obstante, el mundo publicitario también ha hecho uso de este arte milenario. Incorporando rimas en los parlamentos de los actores que participan en los comerciales. Incluso recuerdo un comercial que realizó un “cadáver exquisito”, valiéndose de escenas en que en un cuaderno, diferentes personajes escribían una palabra o frase y se lo pasaban a otras personas que hacían lo mismo. Ya sea que el acto poético haya sido premeditado o no, lo lograron.

Incluso en el futbol está inmersa la poesía, cuando hablan de “los poetas”, o el “equipo poeta”, aludiendo al conocido César Vallejo, que es uno de los equipos de futbol nacionales. La verdad es que está bien difícil relacionar el futbol con la poesía. Sin embargo, deberán tener buena inspiración aquellos futbolistas para meter goles.

Aprovecho para mencionar que muchos simpatizantes y/o aficionados a la literatura, estamos esperando que lancen un programa literario que podamos ver en la tele. Tan solo tenemos de opción los programas “Letras en el tiempo” y “Mi novela favorita” que podemos escuchar por una popular radio local. Sin embargo, el canal del estado solo nos ofrece el programa “Presencia Cultural”, donde aparecen entrevistas a escritores, pero también hay veces que no.

En las memorias colectivas aún queda el recuerdo de aquel programa ochentero “La torre de babel” conducido por nuestro nobel de literatura, Mario Vargas Llosa, quien hacía de cada programa una experiencia agradable (como recordarán las generaciones mayores). Otro de los programas literarios reconocidos fue “Vano Oficio”, conducido por Iván Thays, quien nos sorprendía con sus entrevistas y sus análisis de libros; y sus invitados con quienes opinaba de obras literarias.

No obstante, ya estamos en el año 2011 y ha quedado todo eso para el recuerdo. ¿Qué pasa con los productores de televisión? ¿La literatura no vende? Ya sabemos que su público es selecto y que lejos está de llenar un estadio, pero existe. Opino que ya sería hora que los simpatizantes y apasionados por la poesía y/o literatura tengamos una opción o más de una para ver en la tele, ya que no se puede ignorar la necesidad de difundir el arte y la cultura. Y harían bien los productores del nuevo canal 10, RPP TV, en presentar una propuesta de programa dedicado a la literatura, pero que sea conducido por una persona que no solo sepa de su garbanzal, sino que tenga la jovialidad y el entusiasmo por transmitir a los televidentes todo lo referido al tema de las obras literarias, ya sean las clásicas, como también las nuevas obras; y entrevistar a los reconocidos escritores y poetas, pero también a los nuevos valores. Es decir, los jóvenes que muchas veces con bastante esfuerzo han logrado publicar una obra o más de una. Queremos una televisión con opciones hacia la cultura y el arte, y no una programación saturada de frivolidades anquilosantes.

Loki

(Mitología Nórdica)

Es un dios timador (aunque dios solo en el sentido mitológico, no en el sentido religioso debido a la falta de evidencia de que haya existido un culto);hijo de los gigantes Farbauti y Laufev y tiene dos hermanos, Helblindi y Býleistr de los que poco se sabe. En las eddas es descrito como el “origen de todo fraude” y se mezcló con los dioses libremente llegando a ser considerado por Odín como su hermano hasta el asesinato de Baldr. Luego de esto los Æsir lo capturaron y le ataron a tres rocas. Se liberará de sus ataduras para luchar contra los dioses en el Ragnarok.

A pesar de muchas investigaciones, la figura de Loki permanece oscura; no existen trazas de un culto y su nombre no aparece en ninguna toponimia. En términos religiosos, Loki no es una deidad: al no tener culto ni seguidores (no se ha encontrado ninguna evidencia o referencia a ello), es más bien un ser mitológico. Algunas fuentes a veces lo relacionan con los Æsir; pero esto probablemente se deba a su estrecha relación con Odín y la cantidad de tiempo que pasó junto a los dioses en comparación con los suyos.

En los idiomas escandinavos continentales (sueco, noruego y danés) su nombre es Loke (pronunciado “luque”). El compositor Richard Wagner presentó a Loki bajo el nombre germanizado de Loge en su ópera Das Rheingold. Esta variante acerca su nombre a otro personaje, el gigante de fuego llamado Logi, lo cual refuerza la asociación comúnmente establecida entre Loki y el fuego.

Memoria de los 80: ¿Qué recuerdos tenemos de la ciencia ficción los que somos base 3?

Primero se me viene a la memoria aquella película “La historia sinfín”, donde un aparente joven llamado Atreyu, a través de la lectura del pequeño Sebastián, vivirán las más increíbles aventuras en la tierra de Fantasía. Dicha novela adaptada al cine, fue escrita en 1979 por el alemán Michael Ende. Luego, otra de las inolvidables series fue “V Invasión Extraterrestre” (1983-1985), donde unos seres espaciales llegaron a la Tierra desde el planeta Sirio abordando 50 platillos voladores. Sin embargo, estos seres que aparentaban ser pacíficos, se tornan violentos, y es más, hacen desaparecer a la gente que está en su contra. Y la cereza de su torta es que bajo su apariencia de gente normal escondían su forma de reptil y comían ratas todo el tiempo.

Por supuesto que no se puede dejar de mencionar las películas de Alfred Hichtcock. Aquellas que daban tarde de la noche y que pocas veces nuestros padres nos dejaban ver, ya que al día siguiente teníamos que ir al cole y nos levantábamos medio zombis. Muchas de ellas solo recuerdo algunas escenas. Sin embargo, Hichtcock produjo películas desde 1922. Participando en ellas como director: “Número 13”, “El jardín de la alegría”, “El águila de la montaña”; y en televisión como productor: “Alfred Hichcock presenta” (1956-1958), “La hora de Alfred Hitchcock” (1964).

Otra serie que recuerdo es la de “Monstruos”, donde tenían siempre de pantalla a una familia que siempre salía y que era deforme y extraña. Uno de los capítulos que recuerdo es el la fiebre, donde una niña tenía este malestar, pero que ni médicos ni curanderos podían sanarla. Así que llegó un extraño hombre que decía que podía curarla, pero que la dejaran con la niña a solas en su consultorio que era un sótano. No obstante, un médico se mostraba muy escéptico a sus buenas artes de galeno. Por lo que se entrometió en pleno acto en que el curandero se estaba enfrentando cuerpo a cuerpo con la fiebre. Sorprendido, tendrá que luchar ahora él mismo contra aquella fiebre y más aún tomar el lugar del galeno moribundo.

Podría continuar narrando muchas otras películas de ciencia ficción, pero sin embargo, no podemos dejar de señalar que la mayoría de estas historias y películas provienen de los libros de ficción, y escrito por personas en cuyas mentes se desplazan ideas inefables y su imaginación vuela como el fénix, surcando las distancias de lo fantástico y de lo impredecible. Personajes como Julio Verne, fueron capaces de hilvanar las más sensacionales historias de aventuras como “Viaje al centro de la Tierra”, “20,000 leguas de viaje en submarino”, “La vuelta al mundo en 80 días”, etc. Verdaderas joyas de la literatura universal.

Y uno de los admiradores de este personaje fue como recordaremos el doctor Emmet Brown, interpretado por Christopher Lloyd, quien junto a Michael J. Fox bajo el papel de Marty McFly vivirán los más alucinantes viajes y aventuras en la película “Volver al Futuro”, cuya historia empieza en 1985 en Hill Valey, California, pero que desde que empieza la historia las peripecias transcurren una tras otra. Lográndose rodar tres capítulos de la película. Y sin embargo, una cuarta parte está por estrenarse, si es que ya no se estrenó en gringolandia. Bueno amigos, gracias por leer este artículo y recordar junto a mí estas series y películas de los 80.

Por supuesto que faltan muchas más como la trilogía de “El Regreso del Jedi”, que claro que no se puede obviar así nomás. Sin embargo, el objetivo de este post es motivar a la gente que le gusta escribir historias de ciencia ficción. No tenemos que ser superdotados para hacerlo. Simplemente dejar fluir nuestra imaginación y crear y crear a partir de cosas reales, o hasta desde cero con todo un mundo nuevo y alucinante.

 

Gong Gong

(Mitología China)

Es un dios chino del agua, responsable de las inundaciones junto con su compañero Xiang Yao, que tiene nueve cabezas y cuerpo de serpiente. En el Tongjian Waiji se dice que era, junto con Fuxi y Shennong, uno de los tres augustos míticos de China. Se dice que habitaba en lo que actualmente es el distrito de Hui de la provincia de Henan.

Según la mitología china, Gong Gong se sintió avergonzado por haber perdido en la lucha por el trono del cielo y en un arranque de ira, golpeó su cabeza contra el monte Buzhou, uno de los pilares que sostenían el cielo. Nüwa se encargó de repararlo.

Origen y polémica de carnavales de la muerte

Dentro de mis recuerdos de infancia oscilan las imágenes de la cuadra de mi primer barrio, donde en los domingos de febrero, la gente joven y la no tan joven se divertía como le fuera más emocionante y atrevido. Sin embargo, no puedo olvidar aquella camioneta que iba de un extremo de la cuadra hacia la otra, con total libertad, y mientras sus ocupantes al igual que la gente del lugar se lanzaban tomates, agua y no sé qué más. Eso es lo que está imborrable en mi memoria de niño de 5 ó 6 años. No obstante, 30 años más tarde la situación ha tenido radicales variables.

Dos jóvenes muertas y 383 personas detenidas han sido el saldo de este primer domingo de aquella festividad irrefrenable, o que más bien se niegan a frenar. ¿Cuántas más personas tendrán que morir para que se quiten la venda de los ojos y asuman con responsabilidad la represión y eliminación de estos juegos de la muerte? Ya que no es lo mismo los carnavales en Brasil, que los que celebra la niñez y juventud de nuestro medio. Existen ciertas características de hechos, en estos últimos que han tenido que reprimirse por los excesos, la violencia y la delincuencia con que va acompañada.

Pensar en carnavales, es pensar en una especie de impunidad y una licencia para mojar a cuanto peatón está caminando tranquilamente, y al verse rodeado y/o perseguido por estas hordas de muchachos que haciendo uso de la festividad como escudo, terminan por empapar y hasta dañar a una persona con los globazos que les avientan. Por tanto, hacen bien las autoridades en fiscalizar y sancionar a tantos elementos negativos que rompen con la paz y el libre tránsito por nuestras calles.

La palabra carnaval viene del latín vulgar carne-levare, que significa “abandonar la carne”. Posteriormente surgió otra etimología que es la que actualmente se maneja en el ámbito popular: la palabra italiana carnevale, que significaba la época durante la que se podía comer.

El origen de su celebración parece probable de las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el dios del vino. Las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del buey Apis en Egipto. Según algunos historiadores, los orígenes de esta festividad se remontan a las antiguas Sumeria y Egipto, hace más de 5.000 años, con celebraciones muy parecidas en la época del Imperio Romano, desde donde se expandió la costumbre por Europa, siendo llevado a América por los navegantes españoles y portugueses a partir del siglo XV.

La celebración del carnaval más grande del mundo es la de Río de Janeiro, pero muchos otros países tienen importantes celebraciones, como la que se celebra en Italia, en el Carnaval de Venecia, en Colombia con el Carnaval de Barranquilla; en España con el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife y el Carnaval de Cádiz.

Los etnólogos encuentran en el carnaval elementos supervivientes de antiguas fiestas y culturas, como la fiesta de invierno (Saturnalia), las celebraciones dionisiacas griegas y romanas (Bacanales), las fiestas andinas prehispánicas y las culturas afroamericanas. Algunos autores consideran que para la sociedad rural, fuertemente estructurada por el cristianismo, el tiempo de «carnestolendas» ofrecía mascaradas rituales de raíz pagana y un lapso de permisividad que se oponía a la represión de la sexualidad y a la severa formalidad litúrgica de la Cuaresma.

Los carnavales a realizarse los domingos 13, 20 y 27 de febrero tendrán que ser muy bien vigilados y de ser posible reprimidos y sancionados con el brazo largo de la ley. Ya que de no ser así, la muerte de aquellas jóvenes habrá sido en vano. Y recordemos que nuestro derecho termina donde empieza el derecho de los demás.

 

¡¡¡Feliz Día del Pisco Sour!!!

Hoy se celebra el Día del Pisco Sour en el Perú y en muchas partes del mundo. Dicha bebida de bandera es uno de los emblemas que nos enaltece y deja bien parado el nombre de nuestra patria. Y aunque haya uno o más de uno que se atribuya su invención u origen, no importa porque los peruamos sabemos que es nuestro. Así que hace 7 años que aquí en Perú, levantando los vasos de nuestra bebida originaria decimos ¡¡¡Salud Perú!!!

Mario Vargas Llosa recibió el título de Marqués por el Rey de España

El rey Juan Carlos I de España concedió el título nobiliario de marqués al escritor peruano, Mario Vargas Llosa, galardonado en 2010 con el Premio Nobel de Literatura; y al técnico Vicente del Bosque, quien en el 2010 llevó a la selección española a convertirse en campeona del Mundial. El monarca reconoció la labor de Vargas Llosa por su “extraordinaria contribución, apreciada universalmente, a la literatura y a la lengua española”.

En el marqués de Del Bosque se ha apreciado su «gran dedicación al deporte español y su contribución al fomento de los valores deportivos». «(El reconocimiento) Hay que tomarlo con humor por una parte, viniendo y siendo de un país republicano que no reconoce títulos nobiliarios, pero por otra parte con agradecimiento para con el rey Juan Carlos», destacó el autor de El sueño del celta.

Al ser llamado ‘excelentísimo señor’ por el periodista Raúl Vargas, el reconocido escritor bromeó diciendo: «Bueno, los cholos hemos llegado a la aristocracia española. Es divertido, ¿verdad?».

Cultura combi: ¿Transporte público o diván con ruedas para catarsis?

Juan Mujica

Un tema que no pasa desapercibido en nuestro medio es lo que la gente de a pie tiene que soportar en el día a día. Ni bien subimos a una combi o coaster, nunca faltan las conversaciones ocasionales de gente que viaja en dueto o en grupo. Sin embargo, no es lo que dicen lo que incomoda, sino las palabras que utilizan para decirlo. Y es que si la conversación es cara a cara, parece mentira, pero quizá esas dos personas piensan que tienen puesto el cono del silencio como El Agente 86.

No comprendo, cómo es posible que a pesar que ni siquiera hay música en la combi, y estas dos personas se despotrican, y atropellan y destruyen el castellano castizo. Usando de cada cinco palabras, cuatro para usar lisuras de alto calibre. Todo esto a oído y paciencia de ancianos, damas, niños, etc. Y por supuesto que no son solo los hombres los lisureros. Dicha actitud de coprolalia y jerigonza libertina, no respeta edad, género o clase social. Todo ello solo hablando de la charla procaz de boca a boca.

Sin embargo, otro fenómeno social que ya tiene buen tiempo estando dentro de las combis grandes sobre todo, son las personas que hablan por celular sin pelos en la lengua, y lo único en que tienen reserva son los detalles quizá de donde estarán o donde recibirán algún dinero…¡y eso! Mayormente estas personas al verse en una situación de pasividad (causada por la estancia en la combi y quizá por cierta claustrofobia) optan por llamar a sus amistades y cuando digo que se toman su tiempo… “SE TOMAN SU TIEMPO PARA HABLAR”.

Afortunadamente, en estas charlas por celular estas personas son más mesuradas en sus lisuras. Paradójicamente, pienso, que se miden más y seleccionan mejor las palabras a utilizar cuando no les están viendo la cara a sus interlocutores, que cuando los tienen frente a frente. Parece que en aquella individualidad, sienten algo de vergüenza (quizá al sentirse indefensos sin su caballería). Por tanto, me parece que la gente habla más lisuras frente a frente, que charlando y exponiendo su vida en el contexto de personas con un interés común de acción, aunque con un sinfín de destinos individuales.

Por último, aprovecho para hacer el llamado a las conciencias colectivas, en que todos y cada uno de nosotros estamos en la libertad de expresarnos como mejor nos parezca. Sin embargo, recordemos que nuestro derecho termina donde empieza el de los demás. Así que pongámonos en los zapatos… o más bien en los oídos del otro. Sabiendo y comprendiendo que con nuestro “discurso procaz” estamos contribuyendo al stress del público presente, a la incomodidad colectiva y sin ir muy lejos, a distorsionar la supuesta buena educación que están recibiendo los menores de edad, en especial los niños.

Así que no me queda más que exhortar a la comunidad de peatones y gente que se transporta a diario, que tengan más cordura en sus actos. Para eso somos adultos, y por ende debemos tener el tino de la buena conducta. No les estoy diciendo que se matriculen en unas clases con Frida Holler, pero tampoco es para tomar este tema a la ligera. Recordemos entonces, que la gente nos juzgará mediante las palabras que utilicemos. Nuestro vocabulario refleja en forma tangente el nivel de nuestra cultura.