Cuento de una coaster

Solo recuerdo que estaba parado en la coaster cuando de repente conjuntamente con los demás pasajeros escuchamos el estruendoso sonido de tres bombardas muy cerca de nosotros. La gente reaccionó con miedo, y cuando empezaban a aliviarse de dicho sonido, un disparo que entró por delante del vehículo, exactamente a 30 centímetros del chofer ocasionó que éste diera una gran frenada, pero el proyectil en su desplazamiento horadó la carne viva de una pasajera que estaba sentada adelante con su bebé en brazos. Con el balazo lanzó un sonoro grito y soltó al bebé, quien murió en el acto al caer de cabeza en el piso.

El cobrador y algunos pasajeros trataban de atender a la pasajera e intentar reanimar al bebé, pero sin éxito. Al poco rato las sirenas de las ambulancias llenaban la atmósfera y los bomberos llegaron junto a los primeros, prestos a socorrer a los heridos. Sin embargo, la pérdida humana y el daño psicológico eran irreparables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s