Epígrafe astrológico

Las trece criaturas pululantes,

en el firmamento eclíptico,

irradian su energía vaticinante,

y cada elemento es un enigma.

Los reclutas del fuego se congelan,

con una pasión que desborda,

la impulsiva lágrima de su oreja,

y los amantes aullan con antorchas.

Levitando en la atmósfera,

los de aire se mimetizan,

pero las nubes condensadas,

toman un híbrida forma líquida.

El clan de tierra es inmune,

al sentimiento onírico,

y abraza con criterio,

sus pisadas realistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s