Pensamiento surrealista

Mañana desperté con los recuerdos de mi vejez. Digerí un liviano y grávido desayuno de pan tostado con wafles mezclado con aire caliente. Inmediatamente proseguí en terminar de hacer mis abs en forma descendente, terminando con todas las ganas y empezando casi agotado. Posteriormente me dirigí a continuar con mi novela que estoy hilvanando en el futuro y que pienso terminarlo actualmente. Una vez iniciadas las dos páginas que suelo acuñar por día, me di la licencia de cerrar un libro de anti-ficción para luego terminar abriéndolo como de costumbre. Y pasado mañana de ayer pienso continuar con mi rutina contra-cultural, ya que es una forma de descargarme de energías y rehacer algo productivamente anti-horario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s