¿Los juegos de mesa han sido opacados por las nuevas tecnologías?

Desde tiempos de primaria los juegos de mesa como el ajedrez, las damas, el ludo, las cartas y hasta el Monopolio, constituían la diversión existente de aquellas épocas. Recuerdo que con mis hermanos nos divertíamos jugando “Ocho locos”, y a veces perdía y a veces ganaba. Todo dependía de la práctica y el azahar del destino. En cuanto al ajedrez nunca fui bueno en ese juego, me ganaban mis amigos y luego me enteré que Pizarro era un magnífico ajedrecista. Sin embargo, estando ya en el nuevo continente, alguien le enseñó a jugar a Atahualpa. Sólo le enseñaron cinco jugadas y eso fue suficiente para que le ganara al invasor peninsular.

Posteriormente, ya en los años 90, sentíamos el orgullo de practicar el billar, que quizá lo catalogábamos como un juego de gente adulta. Jugábamos como podíamos, al menos yo con el poco conocimiento de las reglas de aquel juego. Sin embargo, la pasábamos bien y nos sentíamos en la fila de los adultos. Pero como el tiempo pasó y con él vinieron las nuevas tecnologías: Primero entró en escena “El Atari”, que era lo más revolucionario de aquellos años 80, conjuntamente con las tradicionales máquinas de “Pimball” con juegos como el “Pacman”.

Siguió avanzando el tiempo y llegó el “Nintendo” y el “Super Nintendo”, con los que nos divertíamos con juegos como el “Street Fighter”. Era realmente alucinante y novedoso. Así que siempre hubo gente viciosa que invertía todas sus propinas en aquellas diversiones. Y siguió pasando el tiempo, ya en los tiempos del siglo XXI, y el billar sobrevivió a la llegada de Internet a Lima. También en las computadoras se habían creado juegos como el “Solitario” con naipes en la pantalla, y demás juegos de mesa en versión electrónica.

No obstante, como lo tradicional siempre queda marcado en una generación, ya no me llaman la atención los nuevos juegos electrónicos que van saliendo y llegando del extranjero como el “Playstation”. Quizá sea que no los he experimentado o quizá ni sé de su existencia, pero jamás podré olvidar aquellos días de mi infancia en que pasábamos horas divirtiéndonos jugando con las cartas a “Ocho locos”, “Nervioso”, “Casino” y demás misterios de las cartas, que como todo juego de mesa nos ha sido legado desde que el ser humano se convirtió en una máquina creadora de toda clase de sorpresas, y diversiones basadas en la vida cotidiana como el ajedrez que se basa en la guerra entre dos ejércitos.

Video sobre los juegos de mesa frente a los nuevos juegos electrónicos:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s