Prosopopeya

(Cadáver Exquisito)

Gritan las piedras como alertó Cristo en medio de la muchedumbre incierta,

incierta es la fortuna de nuestros ancestros puestos a la luz de las estrellas,

estrellas colosales entre las que figura el sol nuestro astro titánico,

titánico anochecer que augura un adagio atiborrado de raices y catetos,

catetos inmorales que despliegan sus ejércitos de almas de ultratumba.

Ultratumba de duendes de obsidiana en fila india invisible,

invisible camino que irradia luces eclípticas de sonrientes mareas,

mareas de magma gélido y cascanueces de diamantes sórdidos,

sórdidos trópicos alrededor de la Vía Láctea con fantasmales y coléricos abismos,

abismos de los limbos melancólicos cuya gama de accesos son una ilusión lapislázuli.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s