El hombre burbuja

Aislado totalmente de la civilización, un hombre de nacionalidad desconocida, yace dentro de una burbuja impenetrable. Sin embargo, aún le queda un tanque de oxígeno con el que respira, pero una vez que se termine, también lo hará su existencia. Ahora está a la deriva en el espacio cerca a Mercurio. Por tanto, el gran calor que experimenta la burbuja pone en riesgo su consistencia. En vista del gran calor que siente aquel ser humano, trata desesperadamente de salir de aquella esfera, pero hasta sus gritos son inútiles.

El tiempo apremia y la gravedad del sol lo atrae más y más hacia el astro helio. El astronauta ya casi está resignado a perecer calcinado por el sol. La superficie de la burbuja empieza a sudar y el vaho de su respiración ya está demasiado viciado e insoportable. Desesperado, se pone a orar en voz alta. Y sin pedir permiso, entra a escena una nave de alguna extraña civilización. Abren su compuerta y lo rescatan. Asombrado el astronauta, una parte de él está agradecido, pero otra parte está con incertidumbre de qué le pasará ahora.

-Saludos, terrestre…no te preocupes….¡¡¡venimos del futuro!!!

-¿Y quienes son ustedes? -pregunta el hombre burbuja, ya libre de su prisión.

-Somos ándreles….un híbrido entre humanos y ángeles. Ya estás a salvo amigo.

El humano agradeció el rescate y volvió a la Tierra con su ayuda. Trató de explicar lo ocurrido, pero no hacía falta. El mundo ya estaba poblado de ándreles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s