Todo en medio de la nada

Más allá de lo verosímil,

se persigue una aglomeración,

tan exorbitante que a su vez,

casi antitésicamente no ocupa espacio.

Aquel recipiente gigantesco,

que contiene el todo absoluto,

se pierde cual bacteria,

en el mar de la vacuidad.

El macrouniverso navega al garete,

y sus diferentes tiempos se mezclan,

pero casi por sincronía,

su equidistancia es alterna.

Espacio alterno y cuestionable,

absurdo en su complejidad,

pero contrincante del axioma,

se bifurca fuera de nuestra comprensión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s