Oda a mi sombra

Inseparable guardián que vigila,

compañero de aventuras y desdichas,

te doy libertad para recorrer el mundo,

no te quedeis aquí conmigo,

pues el sufrimiento se aproxima.

A la hora de mi muerte,

no entreis a mi feretro,

pues tu existencia goza de muchas vidas,

mientras que la mía termina mañana.

Estimada sombra:

Sé que tu apariencia no es corpórea,

pero tu ventaja es que tuviste que padecer

los golpes que recibí y

no sangraste como yo en vida,

por eso luego del réquiem

no llores por mí. Sigue tu camino

cual ave nocturna, que recorre

los derroteros de un ecosistema,

diferente al de los años vívidos.

Anuncios

3 comentarios en “Oda a mi sombra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s