Brillo de Navidad

Nacido en pesebre,  dicen mil canciones,

que el mundo celebre,  sus libres emociones.

memoran las culturas,  con devoción neta,

sagradas miniaturas,  formando maqueta.

Llegando medianoche,  hora de los abrazos,

símbolo en derroche,  une nuestros lazos.

luego en la mesa,  el júbilo acompaña,

teniendo una presa,  y también champaña.

Tiempo de esperanza,  con goce hogareño,

siempre es alabanza,  obsequio navideño.

centelleante árbol , y fuegos artificiales,

corazón de mármol,  con ritos superficiales.

Mundos comerciantes, fiebre en epidemia,

niños iniciantes,  muertos con anemia.

cristo alarmado,  con tal onomástico,

advierte pasmado,  la fe de plástico.

Gloriosa fecha, no es caridad,

dorada mecha, brillo de Navidad.

Juan Mujica – 1999

Video de Navidad:



Líneas de Nazca vs Markahuasi

lineas de nazca

Las Líneas de Nazca

markahuasi

Markahuasi

¿Obras extraterrestres o subestimamos a nuestros ancestros?

Estos dos enigmáticos patrimonios que tenemos en nuestro país, son de igual importancia para los peruanos, pero durante mucho tiempo se ha creído que fueron hechos por seres de otros mundos, quizá porque se nos hace más comprensible hacerle apología a otras civilizaciones que ni siquiera conocemos y que sin embargo con entusiasmo tenemos la esperanza de conocer.

Por un lado están las líneas de Nazca, las cuales tienen toda una historia desde su descubrimiento, pero que tienen como máxima investigadora a María Reiche, quien luego de muchos años de medir las líneas, analizarlas, hacer hipótesis y utilizar las matemáticas a su favor, es la persona que más se ha acercado a explicarnos: ¿qué significan?, ¿cómo las hicieron?, ¿Por qué no se borran al pasar tanto tiempo?. Interrogantes que siempre se hicieron los científicos.

Justamente ella nos contó que aquellas líneas no eran un aeropuerto intergaláctico, sino un calendario agrícola. Y que por ejemplo lo que llamaban el colibrí, no era más que una gaviota, y que vista con sus alas abiertas cada ala representa un mes del año y que de esa manera los nazcas supieron cuándo sembrar y cuándo cosechar. Además estaba la cola del mono, la cual fue medida y con algunas fórmulas matemáticas dio como resultado la circunferencia del Ecuador. Datos como estos son los que nos han permitido valorar más dichas líneas.

Por otro lado está Markahuasi, que significa Casa del Protector….un lugar místico y lleno de monolitos gigantescos, que para muchos son esculturas, que también las atribuyen a seres extraterrestres. Este patrimonio ha sido y es visitado por muchas personas, compatriotas y extranjeros, y siempre según afirman se van llevando un buen recuerdo y muchas experiencias, además de las fotos. Quizá un poco agotados por la caminata, donde es recomendable llegar con un burrito que cargue el equipaje, pues a algunos les falta el oxígeno al llegar a cierta altura. Sin embargo, a pesar que su descubridor, el señor Daniel Ruzo, quien pasó nueve años viviendo en una cabaña que construyó. Él de repente no ha terminado de explicarnos todos los enigmas que encierran cada escultura y cada forma que tienen los monolitos. Muchos de ellos identificados a simple vista, pero otros incomprensibles o desapercibidos.

La gente que va a Markahuasi, durante las noches vive una alegrona celebración, con música y trago. Además muchos afirman que es un lugar excelente para ver ovnis en el firmamento. Incluso en el extremo de la incertidumbre por la oscuridad se llega a pensar que hay duendes o fantasmas. Pero lo que sí hay es un frío tremendo que obliga a sus visitantes a abrigarse muy bien. Para esta excursión es muy importante ir con un guía o al menos ir con una persona que conozca bien el recorrido.

Entonces, gracias a estos dos descubridores, quienes le han gritado al mundo que nuestros antepasados fueron grandes creativos, y que tuvieron gran ingenio al momento de llevar a cabo el patrimonio que nos han legado. No podemos más que ser conscientes que tenemos que cuidar lo más que se pueda, para que se conserven y que las demás generaciones que están por venir, también disfruten y aprendan quiénes se esforzaron por explicarnos el proceso de sus creaciones. Y si tuviera que elegir entre las dos, les digo que me quedo con las dos, pues tienen igual importancia y significado, que representa las capacidades que tuvieron nuestros ancestros y que debemos estar orgullosos.

Ucronía de lo imposible

ucroníaUcronía de un sueño inagotable,

verdad ulterior y buitres irreverentes,

capaces de arrancar los ultimos indicios inminentes,

de una noche de primavera y aeroplano bicolor,

transitan por la av. Larco los jinetes de libertad,

pero tan sólo sobreviven los héroes de ultratumba,

aquellos que gritan con pulmón al cuello un himno al espacio sideral.

Sideral es mi objetivo con sesenta cabezas púrpura,

tiritando de calor por la hipotenusa de un área absoluta,

y satélites sobrevolando los sótanos del Camino de Santiago,

mas nadie conoce en si mis últimos recuerdos deletéreos,

ni aún así la catástrofe que imaginariamente fluye de norte a sur,

y del penúltimo cromagnon hasta la incosquistable estrella del sur,

con capitales en los últimos infiernos de la Antártida.

Oda a Sarah Connor

sarah connor

Sarah Connor

Aunque eres el sueño de un guionista,
y surgiste de entre las cenizas en los 80s,
mujer guerrera que cambió el destino,
sin mirar atrás más que para tomar aliento,
y seguir disparando ráfagas sangrientas.

El segundo Terminator logró salvarte,
rescatándote de aquel infierno acolchonado,
lograste escapar junto a tu hijo John,
y fuiste fuerte para luchar contra el mundo.

Ahora que volví a verte en la tele,
me pregunto si serás real en alguna parte,
Sarah Connor de Norteamérica,
me pregunto si cada país tendrá una como tú.

O acaso moriste en el tiempo y ya no podré conocerte,
¿habrás envejecido o siempre fuiste una ilusión?,
Ya no importa,
pero aunque luchaste con aquel policía de acero líquido,
todo ese temperamento que reluciste en las pantallas,
te valió para que ahora el futuro al que protegías,
esté a salvo junto a la descendencia de los tuyos,
en las mentes de todos los cinéfilos.