Escribiendo al garete surrealismo

surrealismo 1

 

Escribo en esta ocasión unas palabras dedicadas a las musas del Olimpo,

un Olimpo que se yergue sobre palmeras y hojas de plantas carnívoras,

carnívoras al amanecer de cuya médula gira en sentido anti-horario,

mil vidas de un combatiente de Oceanía, y otras mil de un sueño de cartón.

 

Nunca el mundo estuvo tan irreversible de convertirse en dorado manantial,

teniendo al destino como ubicuo testigo de un festival de zarzuelas cosmopolitas,

y un sinfín de aplausos con irreverentes galopes con el brillo de nuestra Capa de Ozono,

y por qué no decirlo, una carcajada al más puro estilo del Camino de Santiago.

 

Por último, le doy albricias a los horizontes boreales, por sus maquiavélicos pasos,

entremezclados con las voces de ventarrones ultravioletas que recorren las praderas,

violáceas del territorio meridional cuya vigésima existencia no es otra cosa que,

la más absoluta y disparatada locura que inunda las miradas que quedaron en este punto final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s